El Plan 2000E tenía una duración que dependía de dos condiciones (aquella que se cumpliera antes): hasta el 18 de mayo de 2010 o hasta que se financiaran 200.000 vehículos. Parece ser que en estos momentos la segunda premisa se ha cumplido, o está a punto de cumplirse. Eso ha indicado FACONAUTO, a la vez que apunta a que 40.000 operaciones del Plan 2000E podrían quedar fuera del sistema por agotamiento de fondos. Menuda broma para los compradores y los concesionarios.

Los 100 millones de euros que el Ministerio de Industria destinó a dicha subvención están en sus últimas. En una circular que envió a los concesionarios recibieron la semana pasada, se les advirtió que alrededor del 80% de los fondos del Plan 2000E ya se habían utilizado. El problema que surge entonces es que la cifra no está actualizada debido a la burocracia inherente al mismo.

Para acogerse a dicha subvención se exige achatarrar otro coche, lo que implica que el CAT correspondiente debe certificar la destrucción del mismo. Luego los concesionarios tardan de 10 a 15 días en remitir esa información al sistema informático del ministerio, llamado SIT 2000E.

cochesventas

Normalmente los concesionarios temporalmente se hacen cargo de la rebaja y se la trasladan directamente al consumidor. Varios días después recuperan la cantidad que adelantaron al comprador. Por aquí viene la lógica preocupación de FACONAUTO. Esas 40.000 operaciones que se podrían quedar fuera del plan significaría que los vendedores tendrían que hacer frente al gasto originado por esa rebaja que no les sería devuelta en forma de subvención.

En Motorpasión indican que Miguel Sebastián, titular del Ministerio de Industria, dijo una vez que la tasa de retorno de inversión del 2000E es del 90%, por lo que de cada 10 euros que invirtieron en el plan, han recuperado vía impuestos 9, así que el coste real para el Estado es bajo, prácticamente nulo. Esa podría ser la razón para que se amplíe el plazo del Plan 2000E.

Para aquellos que no han sido previsores y se hayan dejado ir más de la cuenta, si ahora se deciden por hacer una visita al concensionario, lo mejor es que no cuenten con el descuento de 500 euros del gobierno central. Los 500 euros de las comunidades autónomas y los 1.000 euros de rebaja del propio vendedor no tendrían porqué desaparecer, lo que está en tela de juicio son los 500 euros del estado. El propio Ministerio de Industria no es que colabore demasiado ya que ha optado por el silencio ante las reiteradas preguntas del sector acerca de esta cuestión.

Lo que no sería de extrañar es que algunas marcas hagan frente con su propio bolsillo a la desaparición de dicha ayuda. Si quieren seguir dando salida a sus existencias actuales no les quedaría más remedio que asumirlo ellos con tal de seguir vendiendo.

Vía | Motorpasión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta