El Boletín Petrolero de la Unión Europea (BPUE) ha sido el encargado de darle un nuevo varapalo, otro más, a los bolsillos de los españoles.

Esta misma semana hemos sabido y sufrido que el precio de la gasolina de 95 octanos en nuestro país ha batido su récord histórico al alcanzar los 1,285 euros por litro, mientras que el del gasóleo aumentó un 1,9% hasta los 1,217 euros, una cifra que no se recuerda desde agosto de 2008.

gasolina
Subidas del precio del carburante

Los precios superan el máximo histórico que se alcanzó allá por julio de 2008, cuando se establecieron en los 1,276 euros, motivados en su momento por la subida del barril de Brent.

A pesar de disfrutar de una época de descenso de precios en 2009, ahora, dos años después regresan las cifras astronómicas. En estos momentos, llenar un depósito medio de 50 litros supone un desembolso de 64,25 euros, aunque esta vez no se le puede achacar la culpa a la subida del barril Brent, que actualmente cotiza a 98,42 dólares, una factura bastante menor.

Los expertos apuntan a la depreciación del euro frente al dólar, algo que afecta notablamente a los consumidores españoles frente, por ejemplo, a los norteamericanos que disfrutan de un barril de Texas, el equivalente por aquellos lares al Brent, a un precio de 88,35 dólares.

La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos apunta también como responsable a la venta al por mayor, condicionada a su vez por la demanda, los costes de producción y la estacionalidad del consumo, a lo que hay que sumar los impuestos pertinentes que pueden suponer el 50% del precio de venta.

Las subidas podrían ser constantes durante todo el 2011 y las previsiones del sector auguran un aumento de los precios del crudo de hasta el 25% durante los próximos doce meses.

Vía: ABC

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta