Ya habíamos visto que en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) la DGT prevé ingresar más por multas y tasas en 2014 (un 0,2% más que en 2013). De sus  el 54% corresponde a tasas y el 45%, a sanciones, la mayoria de las cuales son debidas a incumplimientos del límite de velocidad, localizados con radares.

En la comparecencia de María Seguí, la directora de la DGT, a la Comisión de Interior del Congreso para explicar su partida en los presupuestos, señaló que no hay directrices para aumentar las multas, sino “aumentar la eficiencia en el cobro de sanciones denunciadas, evitando injusticias, como por ejemplo con las infracciones de los extranjeros”. Ojalá esto sea cierto y se acaben los días en que veíamos a extranjeros (en sus coches o en coches de alquiler) infringiendo la normativas de seguridad vial más simples.

pere-navarro-maria-segui
María Segui con su predecesor en la DGT, Pere Navarro

Pero lo que más nos llamó la atención de esta comparecencia fue que en 2014 no se gastará ni un euro en la compra de nuevos radares fijos. “Creo que los radares fijos y su tiempo, están pasados”, apuntaba Seguí. Puede que tenga razón. No tiene snetido ver cómo la gente va a grandes velocidades y, justo cuando su GPS con avisador de radr, o una de las nuevas aplicaciones de móvil que avisan de radares,pise el freno. Y no hacen falta ni aplicaciones, ya que se advierte de la presencia de la gran mayoría con señales.

No creas que esto significa el fin de los radares. En absoluto. Lo que indica es un cambio. “La evolución es hacia radares móviles que nos permitan cubrir las carreteras secundarias que son muchísimas más en extensión y en siniestralidad”, apuntaba Seguí durante la comparecencia. Así que la red de radares fijos en autovías y autopistas, que “ya está bastante bien estructura”, según Segui, se mantendrá tal cual en los próximos años. “Cabrá sólo mantenerla”, apuntó.

Otros detalles del Presupuesto de la DGT

Sería injusto centrarnos solamente en los radares y las multas, aunque sin duda son los puntos que más afectan al conductor. Porque Segui apuntó también que, de los 847 millones de ingresos, 136 millones, un “máximo histórico”, se va para el resto de ministerios, mientras que 711 millones euros permanecen en la DGT. Esto es una cantidad similar a 2006 y 170 millones por debajo del presupuesto de 2008.

El 61% del presupuesto de la DGT corresponde a gasto de personal, un 1,3 % menos que este año: Se han jubilado 270 funcionarios jubilados, lo que supone una reducción de la plantilla del 1,7 por ciento. Del presupuesto también vemos que se gastarán 13 millones de euros en Correos para enviar cartas a los conductores (información sobre el estado de su carné y su vehículos).

La partida de inversiones aumenta un 2%, hasta los 103 millones. Eso incluye campañas de sensibilización, un nuevo registro nacional de accidentes, la renovación de la flota de helicópteros, así como la compra de más lectores de matrículas y el reemplazo de radares existentes estropeados.

Por otro lado, la directora de Tráfico ha destacado que “por primera vez” se incluye un capítulo de ayudas a las investigación dotado con 1,5 millones de euros, lo que considera “un hito en la gestión del organismo”. También se mantiene las ayudas a las asociaciones de accidentes, que recibirán 450.000 euros de subvención.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta