Sí para todos, para absolutamente todos. El diésel, el utilitario, la furgoneta o el maltratado heredado de nuestro abuelo, para todos ha salido al mercado un curioso artefacto. El SoundRacer V8 es un aparato capaz de convertir el sonido del coche, ya sea un ronroneo o un petardeo, en el poderoso rugido de un potente V8.

Su funcionamiento parece sencillo y hasta un poco mágico. El artilugio es capaz de captar las ondas que produce el movimiento del motor, procesándolas para conseguir un sonido acorde a las revoluciones a las que gira el motor. A través de un emisor de FM incorporado, la radio puede sintonizar con el aparato y reproducir el sonido a través de los altavoces del coche.

El tema puede resultar divertido, sobre todo para aquellos a los que les guste llamar la atención, sin necesidad de gastarse un extra en combustible o en neumáticos. Nada de acelerones ni de comerse los baches sin previo aviso, tan solo un nuevo accesorio al alcance de todos los bolsillos, su precio se mueve en t0rno a los 30 euros.

Pero las sorpresas sonoras en el mundo del automóvil no terminan ahí. Escarbando un poco más, encontramos otro aparato electrónico que va un poco más allá. El Virtual-Motor, no sólo puede reproducir el sonido de un fino V8 italiano, si no el que más nos guste en función de nuestro estado de ánimo. Hoy prefiero el de un coche de rallyes, pues hecho. Que me apetece más el de un Fórmula 1, adelante.

Una muestra de sonidos, de la que excluiremos el de la radio. El Virtual-Motor va colocado en el espacio destinado a la radio y utiliza los altavoces para dejarse oir por encima del sonido del motor de nuestro coche. La verdad es que despierta la curiosidad, ¿o no?

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta