En 1911 Amundsen conquistó el Polo Sur con cuatro trineos tirados por 52 perros de raza groenlandesa. Robert Falcon Scott lo intentó con el uso de caballos mongoles. Cien años después de esta lucha titánica por ser el primeor en alcanzar el Polo magnético, el Acciona Windpowered Antartidas Challenge 90ºS ha recorrido 3.500 km de travesía a bordode un vehículo muy especial

El vehículo en cuestión es un catamarán movido exclusivamente por la fuerza tractora de grandes cometas de hasta 80 metros cuadrados. Los expedicionarios, que iniciaron su travesía el 7 de diciembre, se enfrentaron a condiciones meteorológicas muy adversas, que sin embargo, no han comprometido su llegada al Polo Sur Geográfico dentro del plazo previsto de 35 días.

El equipo de expedicionarios han logrado demostrar la eficiencia del viento como fuerza motriz para los desplazamientos en el continente helado. Completaron un total de 3.500 kilómetros por toda la Antartida y  aseguran que este tipo de transporte serían una alternativa “óptima” para las áreas polares porque “tiene muy bajos costes y una logística muy sencilla“.

Este peculiar trineo se construyó con madera de fresno, polietileno de alto peso molecular y aluminio, entre otros materiales, que forman un plataforma articulada capaz de adaptarse al terreno. Para moverse aprovechando la fuerza del viento, el vehículo necesitó doce cometas de distintos tamaños, que van desde los cinco a los 80 metros cuadrados, en función de la fuerza y la dirección del aire. El vehículo puede alcanzar una velocidad máxima de hasta 40 km/h, para lo que necesita que el viento sople con una intensidad de entre 6 y 60 km/h.

Por si eso no fuese sufuciente apoyo de las energías renovables, el trineo cuenta con paneles solares en los laterales para poder recoger y almacenar la energía solar, que se utilizará para la calefacción de la tienda.

Esta expedición es la continuación del proyecto Catamarán Polar, que desarrolló el primer trineo propulsado por el viento capaz de moverse de forma eficiente sobre el hielo y que en 2006 cruzó la Antartida.

En acción (vídeo extraído del Canal Tierras Polares Viajes)

Este otro vídeo muestra cómo se fue gestando el proyecto en su apartado técnico:

Por cierto: La gran diferencia estratégica entre la expedición de Amundsen y Scoyt fue la fuerza motriz. Amundsen decidió sacrificar varios perros antes de llegar al polo y almacenó la carne para el regreso. Así aminoró peso del alimento de los perros y aseguró la alimentación de los once perros que sobrevivieron a los 99 días de viaje de ida y vuelta. Por su parte, Scott tuvo que cargar sacos con avena para alimentar sus caballos. Eso aumentó el peso de la expedición y hacía que se hundiesen el la nieve. Además, a los caballos se les congelaba en la piel el sudor (los perros regulan su temperatura sin sudor). Resultado: todos los caballos de Scott murieron y el equipo tuvo que valerse de su propia fuerza.

Fuentes: Acción Antartica, Wikipedia
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta