Ya hablamos el pasado verano de la noticia de que Mazda abandonaba el motor rotativo Wankel. La marca nipona se había hecho con la patente en 1961 y lo había incorporado a sus novedades tecnológicas. Entonces habíamos hablado de posibles utilizaciones de este revolucionario propulsor sin cilindros, pero no se nos había ocurrido poder montar algo similar en un reloj.

¡Craso error y cortedad de miras por nuestra parte! Los amantes de la mecánica suelen ser grandes amantes de los relojes. Y para unir esas pasiones se unieron dos firmas relojeras suizas para crear este alucinante reloj, el ZR012. Por un lado Felix Baumgartner (el relojero de Urwerk, no el paracaidista) y Frei Martin se unieron a Maximilian Büsser y Kriknoff Serge, socios en MB&F con el objetivo de crear piezas experimentales que ninguna compañía de relojes podría comercializar adecuadamente por su cuenta. Bautizaron al experimento en curso, como C3H5N3O9 (como la fórmula química de la nitroglicerina).

A los relojeros les alucina encontrar nuevas formas de mostrar las horas, los minutos y los segundos del día. Pero que este Experiment ZR012, inspirado en el motor Wankel, nos ha conquistado. El reloj utiliza un par de triángulos Reuleaux,que rotan para indicar el tiempo. Los puntos más grandes del rotor señalan la hora de la frontera exterior, mientras que los más pequeños del rotor señalan los minutos.

Este reloj Experiment ZR012 es el primer subproducto de la idea C3H5N3O9. Los rotores giran en un movimiento circular, para ser fieles al movimiento de los motores Wankel. Los creadores del reloj aseguran que es el primer reloj que muestra el tiempo con este tipo de movimiento. Para entender mejor cómo se mueven estos rotores, echa un vistazo a esta animación:

Hay más guiños al mundo del automóvil. Un indicador de nivel de carga en la parte posterior muestra cuánta energía queda, como el indicador de combustible de un coche. El reloj Experiment ZR012se ha fabricado en circonio, elegido por su resistencia a la corrosión, mientras que los salientes son de titanio, diseñado ergonómicamente para ajustarse alrededor de la muñeca. Por supuesto, un reloj experimental con el máximo nivel de precisión no es barato. El experimento ZR012 cuesta 110.000 francos suizos (unos 1oo.000 euros), y te exigen más de 30.000 euros de depósito para reservarlo.

FuenteC3H5N3O9
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

3 COMENTARIOS

    • El RX-8 dejó de fabricarse hace unos meses ya que no cumplía con las normativas anticontaminación. Y el futuro RX-7 llegará en 2017… ¡aún faltan cinco años!

Deja una respuesta