Se trata de una serie limitada exclusivamente a 80 unidades, y que lamentablemente se encuentra completamente vendida, realizada con motivo de la celebración del 80 aniversario de la prestigiosa firma de diseño Pininfarina.

La firma radicada en Cambiano (Turin) ha sido la artífice de la creación de alguno de los modelos más emblemáticos de la firma de “il cavallino rampante”, entre los que destacan los Ferrari 500 Mondial (1954), 250 GT (1959), 330 GTC (1966), Dino 206 Competizione (1967), 365 GTB/4 “Daytona” (1968), o ya más recientemente los Ferrari Testarossa (1984), F40 (1987), F50 (1995), 360 Modena (1999), 575M Maranello (2002), 612 Scaglietti (2004), F430 (2004) o el Superamerica (2005).

Todos esperábamos que la versión roadster del 599 GTB Fiorano hiciera mención, al menos en parte, en su nomenclatura al modelo de procedencia, pero la denominación elegida ha roto los cánones más o menos establecidos hasta ahora en Ferrari.

Las siglas “SA” rinden un homenaje a dos de los más importantes miembros de la saga de diseñadores turineses, fundada por Battista “Pinin” Farina en año 1930: Sergio y Andrea Pininfarina, hijo y nieto respectivamente del patriarca del clan (este último murió trágicamente el 7 de agosto de 2008, al chocar la motocicleta que conducía contra un automóvil).

Ferrari SA Aperta
Ferrari SA Aperta

Respecto al 599 GTB Fiorano destacan varias modificaciones, necesarias para ofrecer a sus clientes las mejores sensaciones de conducción posibles, como son un parabrisas más bajo, reforzamiento de toda la estructura del chasis (para obsequiar una rigidez comparable a la del modelo cerrado), mejoras aerodinámicas o la integración de los arcos antivuelco con la forma de los asientos. Este modelo está diseñado para circular permanentemente descapotado, pero según la marca dispone de una capota de tela, muy ligera, solo para cuando “el tiempo sea especialmente malo”.

En lo que a la motorización se refiere, se emplea el conocido propulsor delantero de arquitectura V12 de 6 litros, con una potencia de 670 CV y un par motor de 63,27 mkg. El mismo del 599 GTO, por lo que se espera que la velocidad máxima esté próxima a la de aquel (a pesar de la capota de lona), es decir unos 335 km/h, y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos.

Podremos dar más detalles y fotografías cuando se nos muestre en el stand de la marca de Maranello en el Salón del Automóvil de París 2010, a partir del 30 de septiembre.

Galería de imágenes:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta