Este año se cumple el 120 aniversario de Fiat y han aprovechado el Salón de Ginebra para presentar algo a modo de celebración. Se ve reflejado en su nombre, Fiat Concept Centoventi, que quiere cambiar los cánones de la movilidad del futuro. Se trata de un eléctrico de pequeñas dimensiones que pretende democratizar este tipo de vehículos. Para ello, pretenden que cada usuario sea capaz de prácticamente fabricarse su propio coche.

Porque la base es un pequeño urbano de 3,68 metros de largo, 1,74 metros de ancho y 1,53 metros de alto; con una distancia entre ejes de 2,43 metros. Inicialmente sería como una página en blanco y cada cliente tendría que escribir su propia historia. Con eso queremos decir que hay una base sin techo, paragolpes ni pintura y que el usuario es el que personaliza todo a su gusto. Para ello se dispone un programa bautizado “4U” porque hay cuatro opciones para cada cosa.

El techo puede ser capota de policarbonato bitono, una capota de lona, un cofre de techo integrado o un techo con panel solar que genera 50 vatios. Los paragolpes intercambiables le pueden dar una personalidad diferente y los embellecedores de las llantas también le aportarán un toque distintivo. De base viene con un acabado plateado, pero se ofrece una película que se aplica fácilmente y consigue el efecto de una pintura metalizada. Su duración es menor pero puede cambiarse siempre que se quiera.

En el interior el concepto es similar, con multitud de piezas intercambiables y capacidad para hasta cuatro personas. Cada usuario puede escoger escoger lo que quiera, imprimirlo en 3D y colocarlo en los diferentes espacios que tiene este Fiat Concept Centoventi, como si fuera una construcción de Lego. Los asientos están hechos de materiales sostenibles y el del copiloto puede sustituirse por una caja para llevar objetos o por un asiento de niño. La segunda fila es una banqueta corrida que gira para aumentar la capacidad de carga.

Otra de las novedades de este prototipo es el salpicadero de una sola pieza que acepta varias configuraciones. La más sencilla combina una instrumentación de 10 pulgadas con el smartphone o la tablet del usuario que hace de pantalla secundaria. La más completa ha sido bautizada como “Lingotto” y cuenta con una segunda pantalla de 10 pulgadas para lograr ese efecto de dos pantallas seguidas. Sobra decir que presentará una conectividad avanzada y todo tipo de información del vehículo.

El Fiat Concept Centoventi es modulable incluso en su sistema de propulsión eléctrico. De serie trae una sola batería que ya le permite recorrer 100 kilómetros. La clave es que se puede aumentar esa cifra hasta los 500 kilómetros de autonomía si se compran o alquilan baterías adicionales que se montan fácilmente debajo del asiento. Eso también facilita que se puedan extraer y ser cargadas en casa directamente.

Como queda claro, este pequeño eléctrico quiere ser lo más accesible y personalizable posible. La marca reduce costes con este sistema y el usuario gana poder tener un coche a medida sin pagar demasiado. También se postula como una opción idónea para el carsharing y para las flotas de empresa.

Fuente: Fiat

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta