¿Recuerdas al Fiat Coupé? Se trataba de un coupé de dos puertas que la marca italiana lanzó allá por 1993 con una estética que poco tenía que ver con otras opciones de la firma. La idea era que la marca retomase el pulso en ese segmento, cogiendo en testigo de los 124 Coupé y 128 Coupé… pero con un diseño único. Eligieron a Chris Bangle (famoso por posteriores trabajos en BMW, entonces trabajaba en Pininfarina) para diseñar un coche desde cero. Sobre la base de la plataforma compacta de la marca, creó un coche con mucho carácter.

Habría que ver qué piensa Bangle de esta transformación de su carrocería que ha realizado el artista Benedetto Bufalino. Ya había tomado como base a numerosos automóviles como base de sus creaciones y en esta ocasión ha elegido este Fiat noventero para transformarlo en una freiduría callejera.

La idea de que un diseño tan bonito pueda seguir contemplándose en las calles nos agrada. Desde luego, a los amantes de los coches nos había gustado más ver al coche circulando, con una restauración que lo dejase como nuevo, pero es una buena solución para rescatar carrocerías del desguace y darles una segunda vida.

Bufalino cortño el coche horizontalmente y lo convirtió en uno de los food trucks más curiosos que hayamos visto. Este artista suele reconvertir objetos cotidianos que vemos en los espacios públicos para que adquieran nuevas utilidades. Este último trabajo lo ha realizado en colaboración con el equipo del laboratorio creativo La Condition Publique.

Puedes ver en el enlace al final del artículo algunas de sus obras. Nos han encantado aquellas que transformaron vehículos. Como el camión hormigonera convertido en bola de discoteca rodante, creando un gran efecto de luces en la calle, una excavadora acuario, el Peugeot 206 que pasó a ser mesa de ping pong, el Ford Mondeo que pasó a ser horno de pizzas o una caravana transformada en piscina.

Fuente: Benedetto Bufallino

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta