Logo de Noticias Coches
1999 Ford 021C Concept (1)
Luis Blázquez

Ford 021C Concept, un prototipo con más sentido ahora que en 1999

Mostrado en el Salón del Automóvil de Tokio en octubre de 1999, el Ford 021C Concept fue un prototipo diseño por Marc Newson y construido por Ghia. Si bien este último ya contaba a sus espaldas con una destacada trayectoria dentro del panorama automovilístico, la dedicación de Newson jamás estuvo ligada a los coches, sino a la creación de muebles. Sin embargo, sí que es un reconocido entusiasta del mundo de las cuatro ruedas.

El aclamado diseñador nacido en Australia es responsable de este innovador, aunque impopular, prototipo con sello del óvalo azul. En un intento de desafiar los propios procesos de diseño de Ford, el diseñador pensó que sería una buena idea crear un hogar dentro de un coche de tamaño compacto. J. Mays, vicepresidente de diseño de la firma estadounidense, consideró al Ford 021C Concept como “un icono cultural”. Según Mays, el 021C se consideró “un automóvil honesto, simple y atractivo”, valores que son importantes para Ford.

El nombre proviene del color naranja Pantone, el favorito de Newson según se decía en la época, aunque fue repintado en verde lima cuando fue llevado a la Feria del Mueble de Milán en abril del 2000;  algunos directivos de la marca declararon que 021C también significa “Siglo XXI”. Y aunque parezca un coche creado de forma similar a como lo haría un niño, lo que lo hace un objeto “familiar”, no usa muchas de las señales típicas del diseño automotriz. De hecho, no lo parece dadas sus proporciones, pero es un coche pequeño.

Con 3.601 milímetros de longitud, 1.648 mm de anchura y una distancia entre ejes de 2.485 mm, era 19 mm más corto que el Ka de primera generación (1996-2008), aunque hay que decir que era también 19 mm más ancho y 19 más reducido en lo que a la batalla se refiere. Lo que más llamaba la atención, a parte de la llamativa paleta cromática, es que su carrocería de compuestos de fibra de carbono se diseñó con una mínima ornamentación de la superficie y puertas suicidas, con unos extremos que parecían ser un reflejo uno del otro.

El Ford 021C Concept se gestó en el estudio de diseño de Ghia en Turín, donde Newson trabajó con otros diseñadores, modeladores y fabricantes de gran experiencia en el sector de automóvil. Los componentes para crear el prototipo, en realidad, se obtuvieron de muchos áreas del globo: la moqueta, por ejemplo, se tejió en Texas (Estados Unidos) con lana de Nueva Zelanda, mientras que las llamativas llantas de aleación se fresaron en Canadá. El target erancompradores jóvenes (de 21 años o menos) que querían “productos de calidad que expresen su individualidad”.

En cuanto a lo que hay bajo el capó, el 021C Concept estaba propulsado por un motor de gasolina de 1.6 litros (familia Zetec) capaz de rendir 100 CV y 143 Nm a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios automática de cuatro velocidades. A modo de curiosidad, la selección de marchas se realiza mediante los botones ubicados en el volante, especialmente diseñado para este modelo. Las llantas de 16 pulgadas envueltas en neumáticos Pirelli, como todos los aspectos del diseño excepto los sistemas mecánicos y eléctricos, fueron diseñados por Newson.

Algunas de las soluciones más prácticas abarcaban una sección posterior que se podía replegar como el cajón de un mueble a modo de maletero, o un cómodo acceso al habitáculo garantizado por sus puertas suicidas sin tiradores (utilizaban botones para abrirse) ni pilar B. Asimismo, los asientos delanteros se podían girar 90 grados para permitir que los pasajeros entraran aún más fácilmente, mientras que el sistema de iluminación consistía en un enorme faro que utilizaba tecnología LED, tanto en la parte delantera como en la trasera.

Aún con todas sus bondades, el Ford 021C Concept fue una creación odiada por (casi) todos. Era demasiado peculiar, demasiado diferente a cualquier otra cosa en la carretera, y tal vez, solo tal vez, un adelantado a su tiempo. Sin embargo, tras algo más de dos décadas desde que hiciese su debut, son muchos los que ahora defienden su diseño. Se puede percibir que ha envejecido bastante bien, luciendo todavía elegante y moderno. De hecho, con un poco de maquillaje y un tren motriz eléctrico, podría ser una alternativa urbana a momento presente.

Fuente: Motortrend

Galería de fotos:

  • Ford
  • prototipos