El mercado estadounidense es bien distinto al europeo y allí la gasolina es el combustible protagonista por bastante diferencia. El diésel suele quedar relegado a usos más concretos, pero hay marcas que siguen apostando por él. Es el caso de Ford, que lo va a incluir por primera vez en su modelo más vendido en dicho mercado. El Ford F-150 2018 también podrá escogerse con motor diésel, una alternativa a los gasolina EcoBoost.

La versión diésel recibe el nombre de Ford F-150 Power Stroke y es alimentada por un V6 turbo de 3.0 litros, una mecánica que es esencialmente la misma que montan algunos modelos de Jaguar Land Rover. Para la popular pick-up desarrolla una potencia de 254 CV y 597 Nm de par a 1.750 rpm (muy útil para remolcar cargas pesadas). Este motor va ligado obligatoriamente a la nueva caja de cambios automática de diez velocidades

La marca ya ha desvelado sus consumos homologados (ciclo EPA) y lo estiman en 7,84 l/100km (30 mpg) en carretera. También hay que destacar sus capacidades de carga, uno de los datos más importantes para una pick-up. La Ford F-150 diésel puede llevar hasta 916 kg y tiene una capacidad de remolque de 5.170 kg, algo que no queda muy lejos de las versiones de gasolina (que tienen mayor potencia).

La F-150 Power Stroke se puede reservar en Estados Unidos a partir de este mismo mes de enero, aunque las primeras unidades llegarán en primavera. Dicha mecánica estará disponible en versiones de dos y de cuatro ruedas motrices, así como en los distintos tipos de cabina y longitudes del modelo. Los niveles de equipamiento podrían ser muy similares a las variantes de gasolina y el precio tampoco debería diferir demasiado.

Fuente – Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta