Si el Ford Focus RS es un modelo con personalidad propia, la edición especial RS500 va aún más allá. Como su propio nombre indica, la marca fabricará sólo medio millar de unidades. Cada una de ellas llevará una placa en la consola con su número de serie. No es el primer modelo con esta denominación. Anteriormente llegó al mercado el Ford Sierra RS500 Cosworth.

Se comercializará en 20 países europeos a partir del mes de marzo. Ford ha comunicado que con él se finalizará la producción del Focus RS, algo que sucederá en septiembre de 2010, modelo del que deriva y del que estiman unas 11.000 unidades fabricadas.

El RS500 lleva un motor de gasolina de 350 CV de potencia convirtiéndose así en el Focus más potente de la gama. Se trata del mismo que tiene el RS sólo que ha sido modificado para tener más potencia (el RS tiene 305 CV). Comparte también con él la velocidad máxima a la que puede llegar (263 km/h) aunque se muestra más veloz. Mientras que el RS acelera desde parado hasta 100 km/h en 5,9 segundos, el RS500 lo hace en tres décimas de segundo menos.

Lleva un cambio manual de seis marchas y un sistema de tracción trasera. Según la marca, consume lo mismo que el coche del que deriva. Si esto es así, la cifra quedaría en 9,4 l/100 km.

Exteriormente presenta algunas diferencias con el Focus RS. Lo más llamativo es su color, sólo se comercializará en  negro. Lo interesante es que la empresa 3M ha fabricado para este coche un vinilo que le da un aspecto mate. Esta operación se realiza cuando sale de la cadena de montaje. Las llantas son de aleación de 19’’ y también van pintadas en negro.

Dentro de los elementos de equipamiento de este modelo se encuentran una conexión Bluetooth para el teléfono o sensores para facilitar la maniobra de aparcar. El cliente sólo podrá añadir al RS500 dos elementos opcionales. El primero de ellos será un navegador con pantalla táctil. El segundo, unos asientos tapizados en cuero rojo.

Fotos del Ford Focus RS500

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta