Ford ha diseñado unos nuevos cinturones de seguridad que añaden un plus en los accidentes de tráfico y es que una de las “pegas” de este sistema de retención es que aunque salva miles de vidas, pero en algunos casos provoca fracturas en el pecho por la presión tan fuerte que se ejerce en el impacto y problemas cervicales por el tirón o latigazo que se produce.

Está fuera de toda duda que el cinturón tradicional beneficia mucho más que perjudicar pero Ford ha querido disminuir los problemas causados por el cinturón de seguridad añadiendo un airbag al mismo, con lo que se consiguen eliminar o reducir muchos de los problemas causados por el sistema de retención.

El sistema se monta en las plazas traseras ya que son las zonas más desprotegidas, aunque no estaría mal añadirlo también a las delanteras ya que el daño del cinturón podría ser el mismo.

La firma del óvalo ha indicado que estos nuevos dispositivos hinchables combinan las características de seguridad de los cinturones tradicionales con la tecnología de los airbags, con el fin añadir un nivel adicional de protección a los ocupantes de las plazas traseras.

Este nuevo sistema de cinturones de seguridad hinchables se introducirán por primera vez en la nueva generación de su modelo Ford Explorer que se podrá ver el próximo año en el mercado norteamericano.

Sin duda un invento interesante que aporta mayor seguridad y elimina muchos problemas causados por la presión de los cinturones de seguridad.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta