La firma del óvalo azul acaba de presentar para el mercado Europeo el nuevo Ford Mustang55, una edición especial que celebra el 55 aniversario del emblemático coupé estadounidense. Estará basado en el Mustang GT, con el V8 de 5.0 litros “Coyote” y, aprovechando el porte, Ford también ha querido mostrar algunas pequeñas actualizaciones sobre el modelo de acceso, con el 2.3 EcoBoost de cuatro cilindros.

El Mustang GT55 no anuncia mejoras prestacionales, pero sí un exterior distintivo que incluye un capó y unas franjas laterales exclusivas, un emblema y alerón trasero (opcional). Disponible tanto en formato coupé como descapotable, los primeros podrán tener el techo pintado en negro, combinando con las llantas de aleación de 19 pulgadas, los vinilos en el lateral y en el capó, y la parrilla delantera del mismo tono.

Los cambios interiores se hacen patentes en la introducción de molduras de fibra de carbono y una consola central forrada de cuero con costuras grises, también visibles en las alfombrillas. Si pides el Mustang55 con la caja de cambios manual, Ford instalará un pomo único. Si optas por la transmisión automática el selector estará acabado en aleación de metal de diseño específico. Los asientos –calefactados– y los adornos de las puertas están terminados en Alcántara.

El Ford Mustang celebró a principios de este año los 55 años de su lanzamiento, el 17 de abril de 1964

Además, el Ford Mustang EcoBoost de 2.3 litros ofrece novedades de diseño inspiradas en los legendarios modelos firmados por Shelby. Como parte del equipamiento de serie cuenta con el escape de válvulas activas Performance de Ford (limitado en horas preprogramadas para no molestar a los vecinos), retrovisores y un alerón inspirado en los modelos de la cobra, así como un vinilado sobre el capó y una nueva rejilla para el radiador.

Al igual que el GT, el Mustang 55 puede alcanzar los 100 km/h en 4,6 segundos (4,3 con la caja de cambios automática de 10 velocidades) y los 249 km/h de velocidad punta gracias a los 460 CV y 529 Nm que emanan de su bloque de ocho cilindros en V. Asimismo, el 2.3 EcoBoost consigue completar los mismos registros en 5,8 segundos y con 233 km/h de velocidad máxima.

Tanto el remozado Mustang de cuatro cilindros como el Mustang55 estarán disponibles a partir del mes de agosto. El potro salvaje también seguirá disponible en el acabado Bullitt de edición limitada, luego de la reciente decisión de Ford de extender la producción de este modelo por un año más para satisfacer la fuerte demanda. Y es que este deportivo es todo un éxito: 5.500 unidades se han vendido durante el primer semestre de 2019, un 5% más que el año pasado.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta