A principios de los años 80 comenzó a surgir el rumor sobre un nuevo cambio en la casa Ford. Un nuevo modelo que reemplazase al Ford Taunus/Cortina. El motivo principal era que este último modelo comenzaba a evidenciar que su diseño ya no podía resultar competitivo en un mercado tan especial como el europeo. Es en esos momentos cuando ve la luz un prototipo que denominaron como Probe III.

El modelo Ford Sierra nació en 1981.
El modelo Ford Sierra nació en 1981.

Pero no será hasta 1981 cuando el prototipo se muestre en el Salón de París. Este hecho sirvió para analizar la respuesta del público ante el nuevo modelo. Éste, por primera vez, era desarrollado en túneles. Toda una hazaña en aquellos primeros años de la década de los 80. Hay que tener en cuenta que se basaba en la economía de combustible, amplia área vidriada, líneas redondeadas y perfil de cuña. Todo esto provocada una mayor estabilidad a más velocidad.

Gracias a todo esto, llegó al merado un Cx 0,32 (con la XR4i). Se trata del más bajo para su clase, y de 0,34 para el sedán. Aún así, impactó por un motivo especial, tener los deflectores laterales inferiores de carrocería. Además incluía los pasa-ruedas integrados con los paragolpes delanteros y traseros. Lo que conseguía era canalizar el flujo de aire por la parte exterior de las ruedas.

Aunque, sin lugar a dudas, su mayor novedad era el deflector de doble ala o “biplano”. ¿Por qué? El gran motivo era que lograba que el flujo de aire que se desplazaba por la parte superior de la carrocería, acompañase el perfil. De esta forma, se desprendía limpia y con suavidad, sin necesidad de generar turbulencias, innecesarias, en la parte posterior del vehículo. Un claro avance que otorgaba mayor estabilidad direccional a altas velocidades.

Si centramos nuestro análisis en Europa, debemos decir que oficialmente se presenta en el Salón de Frankfort de 1982. Estamos hablando del que fue uno de los acontecimientos más importantes del año en lo que a la industria del automóvil se refiere.

sierra_002
Trasera y alerón del Ford Sierra

Inglaterra y Alemania son los concesionarios que primero obtienen la llegada del nuevo modelo, específicamente el 21 de septiembre de ese mismo año, reemplazando al exitoso modelo Taunus/Cortina. Con el Ford Sierra, Ford Europa, pasaba de un coche basado en la rentabilidad (Taunus/Cortina) a uno basado en la tecnología. Por ese motivo, Ford ofreció un modelo con un estilo original.

Seguramente una de las mejores características del Sierra era que podía estar equipado por 8 opciones de motorizaciones desde un 1.3 L 60 CV, 1.6 L 75 CV, 2.0 L 105 CV, V6 2.0 L 90 CV, hasta un V6 2.3 L de 114 CV. Si hacemos referencia a la motorización Diesel, el modelo disponía un 2.3 L de 67 CV en versión atmosférica.

Otra de las características a tener en cuenta son las cajas de cambios. En este caso, había de cuatro o cinco velocidades. Todo dependía delmotor y el grado de refinamiento. La de 5 velocidades era la estándar (Diesel y el V6 “Cologne” 2.8i). La caja C3 de tres velocidades automática también estaba disponible y luego una de cuatro velocidades AT.

sierra_010
Ford Sierra de competición

Cabe destacar que la suspensión era independiente en las cuatro ruedas. Mientras que el sistema de frenado era con freno a disco. Estos eran ventilados en las versiones de 2 litros y modelos más grandes. La dirección de cremallera era de potencia, y la asistida, opcional. Los rodados variaban desde 165 SR 13″ a 195/60 VR 14” que equipaban a la versión deportiva XR4i.

Como nos tiene acostumbrados, Ford, en este caso, también ofreció una amplia gama de opciones en acabado y equipamiento. Sus versiones fueron: L, GL y Ghía. En esta última versión, por ejemplo, podíamos encontrar todo lo que se espera de un coche de lujo: rompe nieblas delanteras en paragolpes envolventes, vidrios tonalizados, alza cristales eléctricos (4 puertas), techo solar, asiento del conductor con ajuste en altura y lumbar, apoyacabezas (4 asientos), apertura eléctrica, espejos exteriores con calefacción y con control eléctrico, cierre centralizado y un modulo de información gráfica. Esto último se ofrecía con el objetivo de que el conductor tuviera todo bajo su control.

Debemos de ser conscientes de que no todo fue idílico desde su nacimiento ya que al principio las ventas no fueron tan buenas como se esperaban. Tuvo que pasar cierto tiempo hasta que al final el consumidor terminó por aceptar un diseño futurista, original y algo revolucionario para los años que corrían. En ese instante Ford Europa se tranquilizó al ser testigos de que su estilo comenzaba a dar los frutos necesarios.

Fotos:

Ver galeria (12 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta