Si los coches han evolucionado en 100 años, que podríamos decir de los vehículos comerciales. Las labores de reparto ahora se realizan en modernos modelos que prácticamente parecen oficinas rodantes gracias a la conectividad embarcada y que disponen de las mejores cualidades para realizar su función, tanto de ocio como de negocio, de la manera más confortable y segura.

Justamente hoy se cumplen 100 años del lanzamiento del primer vehículo comercial de Ford. El TT. Seguramente, todo el mundo conoce la historia del modelo T, el primer vehículo producido en serie y que podía comprarse en cualquier color siempre que este fuera negro. Pero el TT es un vehículo prácticamente desconocido para la mayoría de la gente, lo que no quita para que en su momento causara un gran impacto comercial.

El TT fue la primera furgoneta comercializada por Ford  y vino a ofrecer una muy interesante solución de transporte para muchas empresas y servicios de la época, que hasta entonces tenían el carro tirado por caballos como principal referente. El TT, modelo derivado directamente del Ford T, permitía a los usuarios personalizar el chasis creando un área abierta de carga sobre la cual transportar desde correo postal a combustible. Inicialmente, el modelo TT se lanzó primero en Estados Unidos, aunque posteriormente muchas unidades fueron fabricadas al otro lado del Atlántico, en Manchester (Reino Unido).

El Modelo TT era más largo y robusto que el Ford T. En su habitáculo cabían un conductor y un pasajero y el motor se arrancaba con una manivela dispuesta en el frontal del coche. Los usuarios podían elegir neumáticos traseros modernos, con cámara de aire, en vez de los de caucho sólido. El TT es el precursor de las furgonetas y pick ups actuales que Ford tiene en la gama: Transit, Transit Custom, Transit Connect, Transit Courier y el pick up Ranger.

Fuente – Ford

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta