Seguro que te ha ocurrido en alguna ocasión. Estás en la ciudad y tienes un rato libre. Y sí, te echarías una siesta… ¿pero dónde? En Varsovia ya no tienen ese problema. Pueden reservar (vía e-mail) una pequeña furgoneta que ofrece un espacio para echarse una siesta.

No se trata de la típica creación de una start-up, sino de una idea del arquitecto Dawid Zalesky como parte de Chatka Offline, un proyecto que investiga la posibilidad de desconectar en la ciudad. Viajando por Japón conoció la cultura de los inemuri, donde las personas duermen unos minutos, a cualquier hora del día, en espacios públicos para reponer fuerzas.

Eso es lo que le llevó a emplear una furgoneta muy pequeña, tipo Kei Car, una Suzuki que apenas mide 3 metros de longitud. Después de vaciar su su parte trasera, eliminando todos los plásticos, ha creado un habitáculo de madera de roble, con un colchón, donde pueden descansar sin problemas personas de hasta 1.85 metros de altura. Hay también ropa de de cama, un pequeño estante donde se pueden dejar objetos personales, un ambientador (sí, hemos pensado en que igual no es suficiente) y un altavoz Bluetooth, que funciona gracias a paneles solares del techo, como la calefacción.

Por ahora la idea del Kei-Van Offline (así se denomina esta parte de su proyecto) no está contando con demasiados adeptos. Todos los comienzos son duros. Por ahora se acerca a su furgoneta trabajadores que quieren descansar sin tener que alejarse de su oficina.

Solamente cuenta con una furgoneta, que se encuentra aparcada en la calle Akacjowa 2 del distrito Mokotów de Varsovia. Si la tendencia del uso cambia y la gente comienza a animarse Zalesky está abierto a convertiro más vehículos. Claro, esto tiene un coste… así que eso de la gratuidad podría cambiar.

La idea de Zalesky surgió de cuando perdió su contacto con la naturaleza al irse a vivir a una gran ciudad como Varsovia. En ese contexto de estrés y cambio es difícil concentrarse… como él hacía cuando era niño y vivía en un pueblo. La furgoneta forma parte de un proyecto más ambicioso, que incluye la creación de un jardín comunitario, unas cabañas de madera, un taller de carpintería y un laboratorio de hongos. Todo para relajar en estrés urbano.

Fuente: Chatka Off
Vía: The First news

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta