Los SUV, crossover o todocamino forman, en sus diferentes variantes y segmentos, una categoría propia que se encuentra en pleno auge, siendo una de las que más crecen del mercado, representando un importantísimo número de ventas para las marcas, por lo que todas quieren estar presentes, y Skoda no iba a ser menos.

Actualmente en la gama del fabricante checo encontramos un total de 12 modelos con tracción 4×4, lo que supone nada menos que 43 versiones diferentes. Si nos ceñimos exclusivamente al ámbito de los SUV se ofertan 23 versiones 4×4 y 15 versiones 4×2.

Pero la inclusión de versiones 4×4 dentro de la gama Skoda no es nueva, contando con más de 80 años de experiencia, desde la década de los  años 30 del siglo pasado.

De aquella época datan, por ejemplo, los primeros prototipos de autobuses con doble tracción trasera (que nunca llegaron a fabricarse en serie). Para ello fue necesario esperar hasta la aparición del Skoda 903, del que entre los años 1939 y 1942 se produjeron un total de 42 unidades para el ejército checo.

Fue precisamente durante la 2ª Guerra Mundial cuando la marca se lanzó a la fabricación de diversos vehículos militares dotados de tracción 4×4, al igual que ocurriera en los años posteriores con modelos como el Skoda Type 973 (1952), un vehículo con tracción delantera desconectable que destacaba por sus excelentes cualidades todo-terreno, o el “Agromobil” (Type 998), desarrollado en la década de los ´60.

Curiosamente el primer todoterreno de la marca checa no se fabricó en su país de origen, sino a muchos kilómetros de distancia, en Nueva Zelanda. Fue el Skoda Trekka, en el año 1966, y se trataba de un proyecto del importador local, que montaba los vehículos a partir del motor, caja de cambios y ejes del Skoda Octavia, enviados desde la central (en Mladá Boleslav), sobre los que finalmente se ensamblaba una carrocería diferente dependiendo de las necesidades (pick-up, techo rígido de plástico, capota de lona, familiar e incluso una versión playera). Contaba con un propulsor de 4 cilindros y 1.221 centímetros cúbicos de cilindrada, capaz de entregar 47 CV de potencia y propulsarlo hasta los 110 km/h. En total se fabricaron unas 3.000 unidades.

La entrada del Grupo Volkswagen en Skoda en la década de los 90 del siglo XX trajo consigo el lanzamiento del primer vehículo con tracción a las cuatro ruedas de la era moderna de la firma checa: el Skoda Octavia Combi (en el año 1999).

Aunque hubo que esperar más de 40 años para encontrar el sucesor del Trekka, que no fue otro que un simpático SUV urbano: el Skoda Yeti, lanzado en el año 2009, modelo que destacaba por su tamaño compacto y robustez. En el año 2013 se desarrolló la variante Yeti Outdoor (que ya probamos para vosotros en su momento…), más orientada a un uso fuera del asfalto.

Desde aquel primer Octavia Combi hasta finales de 2017 Skoda ha vendido en total más de 700.000 vehículos dotados de tracción 4×4 de los cuales, tan sólo en el último año, se matricularon 127.000 unidades.

Pero esto es sólo “la punta del iceberg” del indudable éxito de Skoda a nivel comercial, superando ampliamente cada uno de los últimos 5 años el millón de vehículos vendidos en todo el mundo. Destacando especialmente en mercados como el chino, el alemán o en la propia República Checa. Mientras que en España, durante este último lustro las ventas han subido en más de un 75%, pasando de las 14.187 unidades de 2013 a las 24.860 del pasado año 2017. De ellas algo más del 17% correspondieron a los SUV de la marca.

En lo que llevamos de 2018 ya se han vendido, en el acumulado de enero a abril, 9.969 unidades (lo que representa un 28% más respecto al mismo periodo de 2017), de los cuales un 34,4 % corresponden al Fabia (el modelo más demandado en España) y un 19% a la gama SUV (Kodiaq y Karoq), modelos que han disfrutado de una gran popularidad desde su lanzamiento.

Sin embargo no todo acaba aquí pues en los próximos años, dentro de la Estrategia 2025 de la marca, además de seguir ampliando su familia SUV con modelos tan innovadores como el híbrido enchufable Skoda Vision X (prototipo que pudo verse en la última edición del Salón de Ginebra), se llevará a cabo una fuerte apuesta por la electrificación, desarrollando 10 nuevos modelos (4 híbridos-enchufables y 6 totalmente eléctricos) hasta la citada fecha, con los que afrontar la gran metamorfosis que se producirá en la industria automóvil en los próximos años.

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta