Logo de Noticias Coches
asfalto-grafeno
Mario Nogales

¿Por qué no hacer carreteras reciclando mascarillas?

La pandemia ha hecho que nuestras vidas cambien de una manera que era imposible de imaginar. Y algo que ha llegado para quedarse probablemente sean las mascarillas, ese complemento que nos acompaña cada vez que salimos de casa y cuyo uso es obligatorio en la mayoría de situaciones. Ya estamos viendo el problema añadido, pues su corta vida (prácticamente de usar y tirar) hace que se conviertan en residuos rápidamente. Una respuesta muy interesante sería hacer carreteras con su reciclaje.

Es una idea presentada por los investigadores del Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT), que creen que estas mascarillas quirúrgicas desechables tienen potencial para convertirse en material de construcción. De hecho, se calcula que para hacer un kilómetro de una carretera de dos carriles se necesitarían alrededor de tres millones de mascarillas y con su reciclaje se dejarían de tirar 93 toneladas de deshechos al vertedero. Eso ayudaría a reducir el impacto medioambiental, pues se calcula que en todo el mundo se utilizan 6.800 millones de mascarillas al día.

Para llevarlo a cabo, han probado juntando los pedazos de las mascarillas trituradas con escombros de construcción procesados. El resultado ha sido sorprendente, pues las mascarillas aportan rigidez y resistencia al material final, con lo que se puede utilizar en las capas base de las carreteras. Normalmente, los pavimentos tienen cuatro capas, teniendo que ser todas resistentes y también con cierto grado de flexibilidad. Los escombros de construcción procesados se suelen utilizar por sí solos en las tres primeras.

Pero con el uso de las mascarillas en la mezcla al 1 % se obtiene un material que mantiene la propiedades de resistencia, deformación y dinámica; al tiempo que se olvidan del problema de deshacerse de ellas. Esas mascarillas usadas tendrían que ser desinfectadas antes de formar parte de este proceso, pero se ha comprobado que rociándolas con una solución antiséptica y luego calentándolas en el microondas durante un minuto se elimina el virus al 99,9 %, así que no sería demasiado complejo de conseguir.

El construir carreteras reciclando mascarillas podría ser realidad y solventaría algunos problemas si se sigue apostando por el proyecto. Incluso ya se habla de un futuro con otras aplicaciones en la construcción.

Fuente: RMIT

  • carreteras
  • reciclaje