El Honda CR-V Hybrid Prototype estará en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2017. Toda una primicia para Honda, ya que se trata de la primera aplicación de un motor híbrido en un modelo SUV destinado al mercado europeo. Además, el diseño de este prototipo híbrido ha sido profundamente revisado y anticipa la futura actualización del SUV japonés para Europa; un modelo que ya ha sido lanzado con anterioridad en los mercados americano y asiático.

El exterior del nuevo Honda CR-V es más ancho, más alto y más largo que la versión anterior. Su diseño ofrece un aspecto más musculoso y llamativo que la actual versión. El CR-V Hybrid Prototype que será presentado en Frankfurt anticipa esta nueva imagen del modelo pero sobre todo introduce grandes novedades en su mecánica.

Honda CR-V Hybrid Prototype frontal

El prototipo del SUV japonés, que por cierto será casi idéntico en su versión definitiva, incorpora un revolucionario sistema de propulsión híbrido que consta de hasta tres motores:

  • Un motor de propulsión eléctrico (181 CV)
  • Un motor de gasolina i-VTEC de cuatro cilindros y dos litros (143 CV)
  • Un motor-generador eléctrico independiente

A diferencia de la mayoría de motores híbridos del mercado, el sistema de propulsión del Honda CR-V Hybrid Prototype no tiene caja de cambios; una solución que también utiliza el Koenigsegg Regera. El modelo ofrece una única relación de engranajes de conexión directa, lo que permite una transferencia fluida del par. Otra de las novedades es que el motor de combustión no está conectado al eje de transmisión (a las ruedas), tan solo es utilizado para generar de electricidad, ya que está ligado directamente al propulsor eléctrico a través de un sistema de embrague.

El SUV japonés híbrido incorpora además un innovador sistema de tracción múltiple inteligente denominado i-MMD (del inglés Intelligent Multi-Mode Drive). Este sistema determina cómo consumir el combustible y la energía eléctrica de la manera más eficiente posible, lo que significa que el conductor no tiene que ajustar los tres modos de propulsión posibles: EV Drive, Hybrid Drive y Engine Drive.

Honda CR-V Hybrid Prototype lateral

Como ya os habréis imaginado, el modo EV Drive obtiene la energía de propulsión únicamente de las baterías eléctricas, por lo que no se producen emisiones. En el modo Hybrid Drive, el motor de gasolina propulsa al motor-generador eléctrico alimentando al motor de propulsión eléctrico. En este modo, el exceso de energía del motor de gasolina se aprovecha a través del motor-generador para cargar la batería. En el modo Engine Drive, entra en funcionamiento el motor de gasolina. En este modo también se puede contar con el apoyo del motor de propulsión eléctrica.

Las especificaciones finales del nuevo Honda CR-V para Europa se comunicarán a principios del próximo año, momento en que la versión definitiva será desvelada. El nuevo SUV se comercializará en los mercados europeos a partir de 2018.

Fuente – Honda

Vía – Newspress

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta