El fabricante coreano de coches Hyundai quiere auparse a la cúpula de la industria del motor. La compañía ha diseñado un ambicioso plan estratégico encaminado a vender seis millones de vehículos de sus marcas Hyundai y Kia el próximo ejercicio en todo el mundo, lo que le permitiría desafiar a General Motors y Volkswagen, el segundo y tercer fabricante de automóviles.

El primer fabricante mundial es Toyota, a gran distancia, con más de siete millones de vehículos, y Hyundai Motor, que este año ya ha superado a Ford como el cuarto grupo automovilístico, prevé cerrar este ejercicio con 5,6 millones de vehículos vendidos.

La compañía coreana es la única de los grandes fabricantes automovilísticos que ha crecido en los últimos dos años, pese a que el mercado mundial ha retrocedido un 15% por la recesión económica y la crisis financiera. “Alcanzaremos los seis millones de coches cuando estén funcionando las nuevas plantas de Rusia, China y Brasil”, explica Chang Seok Im, vicepresidente responsable del negocio europeo de Hyundai.

La empresa es el segundo mayor grupo industrial de Corea, tras Samsung, y el año pasado facturó 91,46 billones de wones (58.200 millones de euros). Ganó 4 billones de wones (2.570 millones de euros).

Además de abrir nuevas factorías en los principales mercados para blindarse ante las fluctuaciones monetarias, la compañía está adaptando los modelos al gusto de sus distintos clientes. En Europa, por ejemplo, produce la mayor parte de sus nuevos vehículos, que reciben la denominación i (acaba de lanzar el ix35), en las plantas de Turquía y Chequia.

La ventaja de Hyundai frente a sus rivales es que cuenta con un mercado prácticamente cautivo en Corea, de cerca de un millón de unidades. Hyundai y su marca hermana Kia venden ocho de cada diez coches en un país donde las marcas extranjeras prácticamente no tienen presencia por los elevados aranceles para la importación de automóviles, que hacen que sus precios sean prohibitivos.

Con el mercado doméstico asegurado, la empresa puede ir a Alemania a luchar con las marcas germanas o a Estados Unidos a pelearse con las americanas. ¿Lo conseguirá?

Más información: Expansión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta