¿Hay espacio para un todocamino por debajo de los actuales SUV del segmento B? La evolución de las ventas de los SUV en los últimos años, da igual el tamaño que tengan, indica que sí. Ya se ha hablado de algunos fabricantes que se plantean estas carrocerías en el segmento A… o varios modelos dentro de una misma categoría. Es ahí donde entraría el Hyundai Venue, un modelo presentado en el Salón de Nueva York.

Nos ha pillado por sorpresa este todocamino. No por el segmento que ocupa, sino por dónde se ha presentado. Porque si hay un país alejado de los coches pequeños, ese es Estados Unidos. De hecho, aunque en un principio podríamos pensar que podría chocar con un Kona o incluso con el Hyundai i20 Active… Vemos qye hay motivos por los que podría llegar a nuestro mercado. Estos:

Un tamaño comedido

Con 4,03 metros de longitud, el Hyundai Venue es ligeramente más pequeño que un Hyundai i20 Active, un coche al que podría reemplazar. El Hyundai Kona es 130 mm más largo, por lo que seríe una estrategia similar a la que Volkswagen utiliza en el T-Roc y el T-Cross en el mismo segmento, pues también hay 127 mm de diferencia.

Se apuesta también por la personalización, ya que además del techo en contraste opcional con los ocho colores de carrocería (algo que parece ya obligatorio para triunfar en esta categoría), es posible elegir algunos otros elementos, además de las llantas de entre 15 y 17 pulgadas.

Otras dimesiones son los 1,77 metros de ancho y 1,56 metros de alto. Eso sí, la plataforma que emplea anuncia 2.520 mm de distancia entre ejes, lo que significa que es 81 mm menor que la del Kona.

Interior tecnológico

Puede que el dato de batalla pueda indicar que el espacio interior sea algo escaso, pero sin duda las formas cuadradas de la carrocería ayudarán a contar con un habitáculo bastante lógico y capaz. El maletero también parece bastante competente.

El diseño, a vista de las fotos, es bastante sencillo y funcional. Y en el que no se olvidan de la tecnología. En el salpicadero puede contar con una pantalla central de hasta 8 pulgadas (de serie en los acabados más completos). No faltan diferentes puertos USB, cargador inalámbrico para móviles o la instrumentación con una pantalla de 3,5 pulgadas. Y diferentes asistentes y ayudas a la conducción.
Nada que no hayamos visto ya en otros modelos de la gama… pero muy destacable en un modelo de acceso.

Mecánicas lógicas

POr ahora sabemso que en Estados Unidos el modelo podrá elegirse con el motor 1.6 GDI Smartstream, el cual ha sido actualizado con nuevos inyectores para poder ser más eficiente. Se asocia a un cambio manual de seis relaciones o a la transmisión automática de variador continuo. Entrega la potencia a las ruedas delanteras, pero dispone de un selector de programas de conducción con modos para circular fuera del asfalto.

Posiblemente en Europa podría contar con otros propulsores. Se nos viene a la cabeza el 1.0 T-GDI de 100 y 120 CV (que probamos en el Kia Ceed) e incluso el 1.6 CRDI de 115 CV (con el que condujimos el Kia Stonic). Eso lo dejaría por debajo de los precios del Kia Kona con motores equivalentes… a una tarifa realmente competitiva.

Fuente: Hyundai
Galería de fotos:

Ver galeria (40 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta