En 2018 Hyundai podría presentar sobre la base del Tucson un modelo dotado con tecnología de pila de combustible de hidrógeno para impulsarse. Su anticipo es este Hyunday Next Generation SUV, que la marca coreana ha presentado en Seúl.

Si tenemos en cuenta que el Hyundai Tucson 2015 tiene que renovarse en 2018, no sería de extrañar que la nueva gama que el fabricante coreano tiene que presentar próximamente de este modelo contemplara una versión dotada con esta tecnología en su portfolio de versiones, máxime si tenemos en cuenta que Hyundai hace ya tiempo que cuenta con modelos de producción en su gama impulsados con esta tecnología cien por cien libre de emisiones contaminantes, como el ya conocido iX35 Fuel Cell.

El nuevo Tucson dispondría de una versión Fuel Cell en su gama dotada de un sistema aún más ligero y eficiente que el ya dado a conocer sobre el iX35. Con él, el nuevo Tucson disfrutaría de hasta 580 kilómetros de autonomía.

Hyundai ya ha comunicado su decisión de acelerar el despliegue de vehículos ecológicos en su gama, apostando por la electrificación de la misma y por el desarrollo de la nueva tecnología basada en la pila de combustible de hidrógeno. Así, ha anunciado el lanzamiento de un nuevo SUV con esta tecnología para 2018 dotado con la cuarta generación de la pila de combustible de hidrógeno creada por Hyundai, En 2013, Hyundai comercializó el primer modelo de producción dotado con esta tecnología en el mundo.

La eficiencia del sistema de celdas de combustible, el máximo rendimiento, la durabilidad y la capacidad de almacenamiento de energía son los cuatro pilares clave en los que Hyundai ha profundizado para el desarrollo de esta nueva cuarta generación de su sistema de pila de combustible de hidrógeno.

El nuevo SUV ofrecerá un 60% de eficiencia, lo que supone un incremento del 9% respecto del 55,3 por ciento de eficiencia que ofrece el iX35 Fuel Cell. Gracias a esta mayor eficiencia, Hyundai se plantea lograr una autonomía cercana a los 800 km con una única carga del sistema, según los nuevos estándares del nuevo ciclo de conducción europeo (el fabricante coreano no especifica si con esta definición se refiere al ciclo NEDC o al que homologado mundialmente WTFR que entrará en vigor el próximo mes de octubre.). Igualmente, la potencia se incrementa en un 20% hasta ofrecer 121,5 kw (163 CV).

El nuevo SUV FECV hereda las características del diseño del prototipo FE Concept que Hyundai presentó el pasado mes de marzo en en el Salón de Ginebra, adoptando una línea más fluida. Según Hyudai, sus diseñadores se han inspirado en el agua para crear “unas formas límpias que hacen hincapié en su naturaleza no contaminante”.

El fabricante coreano tiene previsto proporcionar más datos sobre este nuevo vehículo durante la celebración del CES de Las Vegas (EE.UU.) en enero de 2018. Hyundai afirma igualmente haber logrado reducir los costes de producción del modelo, una mayor durabilidad de la pila de combustible así como un mejor funcionamiento a bajas temperaturas, mejorando su capacidad de arranque incluso a temperaturas de hasta 30 º bajo cero.

Como dijimos al principio, Hyundai tiene previsto acelerar el plan de electrificación de sus distintas gamas, iniciado con el lanzamiento del Ionic este mismo año. Así, este mismo año 2008 llegará una versión eléctrica sobre la base del Kona 2018, que dotado con tracción 4×4 ofrecería una autonomía de 400 kilómetros. En 2021 sería el momento del lanzamiento de una variante eléctrica del nuevo Génesis y, ese mismo año, también introduciría en el mercado un vehículo eléctrico dotado de una autonomía superior a los 500 km.

Fuente: Hyundai
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta