A dicho acto han acudido más de 200 empresarios y expertos de la industria del automóvil y del sector de la energía, así como del sector público.

Como subrayó Juan Antonio Zufiria, presidente de IBM, durante su presentación: “En un entorno como el actual marcado por los desafíos, la implantación del vehículo eléctrico es un claro ejemplo de que es posible avanzar hacia nuevos contextos de progreso y transformación”.

La movilidad eléctrica es un concepto emergente, que representa enormes desafíos, pero también grandes oportunidades. Por tanto, la aportación de IBM en el desarrollo del modelo de transporte sostenible en España se basa tanto en los conocimientos derivados de la I+D, como en su gran base tecnológica en numerosas  áreas específicas. También proporciona soluciones para la gestión e implantación de la electromovilidad.

En este mismo acto, Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, ha expuesto la necesidad de que “el sector público y privado vayan de la mano en el proceso de desarrollo del transporte sostenible”. Un proceso que no debe dilatarse, ya que “lo urgente es actuar”, ha recalcado, especialmente teniendo en cuenta que sólo la ciudad de Madrid asume un volumen de 2,4 millones de vehículos en circulación a diario, con lo que el desarrollo del vehículo eléctrico en las ciudades “no es una alternativa, sino una necesidad real del transporte urbano”.

Juan Antonio Zufiria, presidente de IBM
Juan Antonio Zufiria, presidente de IBM

El evento ha sido clausurado por Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio, quien ha recalcado el esfuerzo conjunto del sector privado y público y, en concreto, de los ayuntamientos de Madrid y Barcelona presentes en el acto, así como su compromiso para lograr un éxito temprano en el desarrollo del vehículo eléctrico en España.

En relación a la apuesta del Gobierno, Sebastián ha anunciado que “pese al fuerte ajuste fiscal y la contención del gasto público, hemos previsto un apoyo presupuestario de 255 millones de euros en el desarrollo de vehículo eléctrico en 2011″. De esa inversión total, se estima que alrededor de 80 millones de euros serán destinados al impulso de la demanda, cantidad suficiente para subvencionar la compra de hasta 20.000 vehículos de este tipo. Desde el Gobierno se subvencionará hasta el 20% del coste de adquisición del vehículo eléctrico, con un máximo de 6.000 euros por coche.

Por último, destacar, que a lo largo de la sesión, han tenido lugar varios paneles de debate en los que se han abordado las diferentes implicaciones que conlleva la implantación del vehículo eléctrico.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta