La ciudades se transforman para adaptarse a las nuevas formas de movilidad de sus ciudadanos. Aunque no todas las infraestructuras que se plantean fructifican en proyectos finales, como el caso de la ciudad de pasarelas mecánicas, la bicicleta se va ha haciendo camino en el asfalto cada vez más. De hecho, cuenta con mayor aceptación que otros modelos y poco a poco se van adaptando las vías urbanas para circular por la ciudad con este vehículo libre de emisión de gases perjudiciales para el medio ambiente.

En la siguiente lista, realizada a partir de a la recopilación de vías del sitio web Visualistanpodemos observar algunas de las mejores vías ciclistas desde asombros puentes y túneles hasta vías que poseen luz propia o que representan un mensaje reivindicativo, como es el caso de las vías de la guerrilla en México.

Puentes

1. Cykelslangen en Dinamarca

Ya conocíamos sobre este puente desde el año 2014, cuando el Ayuntamiento de la capital danesa decidió resolver el conflicto de circulación entre peatones y ciclistas cerca de un centro comercial con un puente a modo de serpiente de 18 metros de altura. Desde su inauguración en 2014, el invento tuvo una gran acogida con 12.500 ciclistas diarios circulando sobre él.

2. The Hovenring en Países Bajos

Esta rotonda para bicis es una de las muchas infraestructuras que la ciudad holandesa de Eidhoven destina para el vehículo por excelencia del país. Los Países Bajos, también conocidos como el país de las bicicletas, ocupan una posición privilegiada en esta lista puesto que son piones en la construcción de vías ciclistas y su adaptación armónica de estas carreteras a las del resto de modos de transporte como el coche u otros vehículos de gran tamaño.

Los diseñadores de este puente lo llaman el “platillo flotante” y en cierta medida se mantiene “flotando” gracias a la estructura de mástil de 65 metros de altura. Parece perfecto pero tuvo que ser revisado debido a las vibraciones causadas por el viento, aún así, esta estructura es un buen ejemplo de cómo se pueden ir adaptando las nuevas vías ciclistas a las carreteras ya existentes.

3. Tjensvollkrysset, Norway

Noruega no se queda corta y también cuenta con una rotonda “flotante” en sus carreteras ciclistas. Esta se inauguró en el año 2010 y, pese a tener las mismas medidas de 75 metros de diámetro que su homólogo holandés, atrajo menos atención que la anterior debido probablemente a la falta de una mástil más visible y estético.

4. Puente Nescio en Países Bajos

Sin sorpresa nos llega otra vía localizada en al sur este de la capital holandesa. Se trata del puente más largo del país con 780 metros de largo, una cifra irrisoria en comparación con la que ostentan los diez puentes más altos del mundo, pero que tiene el valor añadido de estar disponible en exclusiva para los usuarios de las bicis.

5. Puente de la Paz en Canadá

Pese a estar situado en otro continente, este puente lleva apellidos españoles ya que es obra del escultor y arquitecto español Santiago Calatrava. La insfraestructura está localizada en la ciudad canadiense de New Bow y cuenta con 130 metros de largo y está destinado para la circulación de bicis y peatones. Una delicia para la vista que a la vez incentiva el uso de este vehículo limpio.

6. Hardanger en Noruega

Cruzando el fiordo de Hardanger, en el condado de Hordaland, conectando los municipios de Ullensvang y Ulvik, nos encontramos con esta mega estructura de asfalto y acero por la que, además de vehículos rodados propulsados por motor, pueden circular las bicicletas ofreciendo unas vistas extraordinarias de este paraje natural. Con 1400 metros de largo, es uno de los puentes más largos del país nórdico.

7. Melkwegbridge en Países Bajos

Este puente a sido diseñado por Next architects para conectar el distrito separado por el canal con el centro neurálgico e histórico de la ciudad de Purmerend, en los Países Bajos. Su estructura permite la diferenciación por un lado, de vía para los peatones, y, por el otro, de vías para sillas de ruedas y bicicletas dejando claro que existen otras formas de construcción para puentes que promueven la movilidad tanto de ciclistas como de peatones, aunque no debe de ser de mucha utilidad si vas con prisa y tienes que ponerte a subir las escaleras o hacer el gran zig zag.

8. Puente sobre una presa en EE.UU.

Exclusivo para peatones y ciclistas, la grandiosidad de este puente, situado en el estado de Arkansas, sumada a la longitud de 1288 metros, le hacen el puente más largo del norte de Estados Unidos destinados a este uso. Se alza 27 metros sobre el río Arkansas y tan solo 9 metros sobre la presa. Fue inaugurado en el año 2006 y su construcción costó un total de 12,8 millones de dólares (alrededor de 11,77 millones de euros).

9. Shimanami kaido en Japón

En un lugar paradisíaco se encuentra este puente diseñado dentro de la carretera de 60 kilómetros que conecta la ciudad de Onomichi con Imabari pasando por seis islas. La ruta abrió en el año 1999 y ha atraído a locales y turistas que se encaminan por sus rutas para observar los bellos paisajes que permite la carretera. Las bicis fueron tomadas en consideración al construir los puentes que no tienen una pendiente demasiado elevada para facilitar el ascenso y descenso de estos vehículos.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta