Los mayores fabricantes de vehículos de Europa, entre los que se encuentran BMW, Daimler, Volkswagen y Ford han creado un proyecto conjunto para crear una red paneuropea de hasta 400 estaciones de carga rápida para vehículos eléctricos de aquí al año 2020. El programa se llama Ionity y cuenta con el apoyo de la Unión Europea, que ha aportado la mitad del capital necesario: 6,5 millones de euros.

Con la intención de potenciar las ventas del vehículo eléctrico y facilitar los recorridos de alta distancia, el proyecto instalará en nuestro país más de 50 puntos de carga en los próximos tres años.

Ionity, que tendrá su sede en Munich, abrirá sus primeros 20 puntos de carga al público este año en Alemania, Noruega y Austria, con una distancia de 120 kilómetros entre cada estación. En 2018, está previsto que la red supere las 100 estaciones.

Cada punto tendrá una capacidad de 350 kW y utilizará un estándar europeo de sistema de carga combinada para reducir los tiempos de carga con respecto a los que se usan actualmente. Se espera que este sistema pueda ser utilizado por todas las marcas y el proyecto deja abierta la puerta a otros fabricantes de automóviles que deseen unirse a la red.

Ionity está negociando con iniciativas de infraestructuras ya existentes, incluyendo aquellas apoyadas por las empresas participantes e instituciones políticas para encontrar las mejores ubicaciones. “Ionity hará posible nuestro objetivo común de ofrecer a los usuarios un servicio de carga rápida que se pueda pagar de manera digital y que facilite los recorridos de larga distancia”, declaró Michael Hajesch, consejero delegado de la empresa.

Fuente: Daimler
Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta