La electrificación está llegando poco a poco a todas las marcas y Jeep ya lo anunció en tres modelos diferentes. Ahora está a punto de salir a la venta uno de los más interesantes, el Jeep Renegade 4xe 2020. Se trata de la versión híbrida enchufable de este SUV pequeño y estrena la denominación que estará presente en todos los PHEV de la marca. Se convertirá en el más eficiente de la gama, siempre manteniendo intacta su filosofía aventurera.

A nivel estético se mantienen los mismos patrones que ya veíamos hasta el momento. El Jeep Renegade 4xe se distingue apenas por los detalles en azul presentes en las insignia de la marca, del modelo y de la versión. También por tener el enchufe de carga en el lado izquierdo del vehículo. Sigue siendo un coche muy personalizable gracias a los 18 colores disponibles, algunos solo con los acabados superiores Limited y Trailhawk, además de cuatro diseños de llantas que son específicos para este Renegade 4xe.

La mecánica híbrida enchufable del Jeep Renegade 4xe está formada por un motor de gasolina de 1.3 litros montado bajo el capó y por dos bloques eléctricos situados uno en cada eje. Hay varias versiones, pues el de combustión puede adoptar dos niveles de potencia (130 o 180 CV) en función del acabado. Nos deja con que el Renegade 4xe consigue una potencia conjunta de 190 CV en el Limited y que asciende a 240 CV y 270 Nm en el Trailhawk y S. De esta forma conseguiría acelerar de 0 a 100 km/h en unos 7,5 segundos y una velocidad máxima de 200 km/h (limitada a 135 km/h en modo eléctrico).

A este sistema hay que sumar una batería de iones de litio de 11,4 kWh de capacidad, que es la que permite que el SUV tenga una autonomía de 50 kilómetros en modo eléctrico. Está situada bajo los asientos trasero, aunque también afecta ligeramente al maletero, que se queda en 330 litros. Este ejemplar cuenta con el sistema de tracción total e-AWD, que se vale de uno de los motores eléctricos para mover el eje trasero.

Hablando de las aptitudes todoterreno, gracias al Selec-Terrain se pueden elegir varios modos de conducción en función de las necesidades. Están disponibles Auto, Sport, Snow, Sand/Mud o Rock (en los Trailhawk). Por otro lado se puede escoger el 4WD Lock para tener tracción total a bajas velocidades y 4WD Low para conseguir un efecto similar al de la reductora. A ello ayudarán un ángulo de ataque de 28º, un ángulo de salida de 28º, un ángulo ventral de 18º y altura libre al suelo de 20,1 cm.

Volviendo al sistema híbrido enchufable, el Jeep Renegade 4xe podrá circular en varios modos. El Hybrid es el más adecuado para las situaciones cotidianas y va combinando automáticamente el bloque de gasolina y los eléctricos. El Electric es para rodar con cero emisiones siempre que la batería tenga carga. El modo E-Save sirve para guardar la carga de la batería para más adelante, teniendo una opción de solo ahorro y otra de regeneración de energía.

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta