Jensen 541R Coupe 1959 – 1
Luis Ramos Penabad

Jensen 541R, tan rápido y ligero como singular

Puede que, como varios compañeros, jamás hubieses oído hablar del Jensen 541R. Es lógico, pues no tiene un nombre con tanto gancho como el Interceptor y poruqe apenas se fabricaron 193 unidades entre 1957 y 1960, de los que apenas un puñado se exportaron fuera de Gran Bretaña.

Y sin embargo, el diseño del Jensen 541 ha hecho que tenga una legión de seguidores por todo el mundo, en parte por esa cubierta de la parrilla delantera que el conductor podía subir o bajar desde el interior del coche. Aerodinámica activa, lo llaman ahora.

Es curiosa la historia de Jensen. Fabricaron de todo, desde camiones a coches deportivos con tracción a las cuatro ruedas. Los hermanos Alan y Richard Jensen comenzaron a diseñar y construir carrocerías para chasis de otras compañías, como Austin y Wolseley. A mediados de la década de 1930 ya se habían hecho un hueco, hasta el punto que en 1934 el actor Clark Gable (que sabía de coches) les encargó un coche basado en un chasis Ford V8.

Ese diseño les valió muchos elogios y con él se fraguó un acuerdo con Ford. Los americanos ponían los chasis y Jensen la carrocería. Pero llegó la Segunda Guerra Mundial en 1939 y se paralizó el proyecto. Tocaba reinventarse y fabricaron torretas de tanques, ambulancias y camiones de bomberos. Tras la guerra volvieron a su verdadera pasión, la fabricación de automóviles.

El primer coche que salió de sus instalaciones fue el Jensen PW, seguido del primer Interceptor Jensen (sin relación alguna con los posteriores de la década de los 60). Y ahí apareció en primer Jensen 541. Se mostró por primera vez al público en 1953 como un prototipo y soprendió a la industria automovilística británica al haber usado un nuevo material. Se llamaba fibra de vidrio y permitía crear carrocerías complejas muy rápidamente, usando solo un molde.

El Jensen 541 fue diseñado por Eric Neale que se basó en el diseño de la época, inspirándose un poco en el Mercedes-Benz 300 SL. Hubo pequeñas variaciones a lo largo de sus tres generaciones entre 1954 y 1963: el 541, 541R y el 541S. El detalle de la parrilla que el conductor podía abrir o cerrar desde su asiento dentro del automóvil no llegó a todos ellos.

Los movía un motor de seis cilindros en línea de 4.0 litros que entregaba 152 CV a 4.100 rpm y 285 Nm de par y alcanzar una velocidad máxima de más de 205 km / h, una hazaña notable para un automóvil con cuatro asientos (y buen maletero) a fines de la década de 1950. Además, estaba muy equipado para los estándares de la época, con tapicería de cuero, alfombras de felpa y un tablero de instrumentos muy detallado. El 541 Deluxe lanzado en 1956 contaba incluso con frenos de disco delanteros y traseros: fue el primer coche británico con ellos.

En las imágenes que ilustran el artículo vemos un Jensen 541R, la versión mejorada del original, presentado en 1957. Como su antecesor, contaba con chasis de acero, una carrocería ligera de fibra de vidrio, suspensión delantera independiente, un eje trasero vivo (según cuentan las revistas de la época) y el motor en línea de 4.0 litros.

No se sabe exactamente cuántos ejemplos del Jensen 541 quedan, si bien los clubes de propietarios catalogan los superevivientes y se ayudan entre ellos obtener repuestos. No fueron muchos los que se fabricaron, ya que Jensen Motors era una firmabastante minoritaria.

La unidad que ilustra el artículo, acabado en plata y con un interior rojo burdeos, con ruedas a juego, es un Jensen 541R del penúltimo año de producción del modelo, 1959: Se restauró por completo en 2010 pero no se conduce desde 2017.Por eso cambiará de manos el 17 de julio. Esperan obtener por él entre 60.000 y 75.000 euros.

Fuente: Bonhams

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Jensen