Este es el Kia Futuron Concept. Mostrado al público en la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE) de 2019 en Shanghái, se presenta como un SUV de líneas coupé con tracción total que propone nuevos diseños para futuros vehículos eléctricos. Como su nombre lo indica y las fotos lo atestiguan, este es un prototipo futurista que no veremos en las calles en el corto plazo.

El diseño exterior es sin duda alguna lo más llamativo de este curioso prototipo. Fusionando proporciones elegantes con formas y superficies limpias, el Futuron presenta una nueva interpretación del característica frontal con la “nariz de tigre” (tigernose). Mucho más ancha, la parrilla ahora incorpora los faros con un diseño de “nube de estrellas” en una “superficie de piel de dragón” inspirada en la mitología china que puede retroiluminarse.

Considerado como un SUV de aspecto deportivo, el Kia Futuron Concept, sabemos que es eléctrico y tiene tracción a las cuatro ruedas, aunque la firma coreana no entra en demasiados detalles específicos acerca de su mecánica y transmisión. Las proporciones del vehículo son igualmente sorprendentes, destacando su generosa altura libre al suelo. Mide 4.850 milímetros de longitud, con una distancia entre ejes de 3.000 mm, y apenas 1.550 mm de altura.

El Kia Futuron Concept, aparentemente, luce un interior amplio y luminoso gracias a una cúpula panorámica en forma de diamante que se asienta sobre un núcleo de 360 ​​grados inspirado en el diseño de un “platillo volante”. El techo se extiende por el capó y también incorpora una red de sensores LiDAR. Tampoco falta un sistema de interfaz de usuario impulsado por Inteligencia Artificial (IA).

El nombre Futuron en sí mismo es un acrónimo de “futuro” y “encendido”, que insinúa la naturaleza eléctrica encendida de los futuros diseños de SUV de la marca

Los asientos delanteros del automóvil están hechos de materiales flexibles, que se pueden configurar para una posición de conducción vertical o en una posición relajada similar a los asientos de avión de primera clase y clase ejecutiva. Cuando se activa el modo de conducción autónoma, los asientos delanteros se reclinan a medida que el volante se retrae.

También hay un sistema de iluminación ambiental interactivo con más temática inspirada en los dragones integrado en el borde de la puerta, mientras que el sistema de ventilación también se ubica tras el salpicadero. La interfaz gráfica de usuario (GUI) se fusiona de forma efectiva con el cuadro de instrumentos y con la pantalla audiovisual en el centro del habitáculo donde se muestra información útil sobre el coche, diversas funciones autónomas de conducción o datos de navegación.

Fuente: Kia
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta