Una vez hechos los deberes como coche de preproducción, el destino de este no es otro que ser transformados en un cubito de metal. Así los fabricantes evitan responsabilidades de un producto técnicamente inacabado que pueda circular por la vía pública. Sin embargo, KIA Motors UK ha optado por algo diferente con uno de sus coches de preproducción. Presentamos el Kia Stinger GT 420.

En lugar de enviar a este sedán deportivo al desguace, Kia lo ha trasformado en un modelo único destinado específicamente para batir cronos en los circuitos. El Stinger GT 420 está basado en el mismo ejemplar GT S que apareció tanto en The Grand Tour como en Top Gear, así como en otros medios británicos de la prensa del motor. También fue la unidad que ayudó a la compañía a poner a punto su berlina en el país.

En condiciones normales, el propulsor V6 3.3 biturbo del Kia Stinger GT es capaz de generar 366 CV de potencia y 510 Nm. Gracias a una sustancial lista de modificaciones mecánicas (ajuste de la ECU, bujías HKS, filtro de aire de altas prestaciones K&N, un sistema de escape más ligero sin catalizadores, etc.), el seis cilindros ahora emite 428 CV y 560 Nm. La caja de cambios automática también ha sido modificada, ahora más robusta y rápida en su funcionamiento.

Como buen coche destinado a los circuitos, el Kia Stinger GT 420 cuenta con una jaula antivuelco y extintor de incendios

Pero no solo se ha aumentado la potencia del motor, también se ha aligerado el peso. Los asientos del modelo estándar son sustituidos por unos baquet Sparco. También se han suprimido los airbags, el techo solar, los sensores de aparcamiento, los paneles de las pertas, la mitad inferior del salpicadero, la consola central, el aislamiento acústico, y la viga y la espuma del parachoques trasero. Añade una batería más liviana, y tienes un coche 150 kg más ligero que la vertiente de calle.

Por último, pero no menos importante, hay nuevas ruedas y juego de suspensión. Concretamente unas llantas de aleación OZ Racing Leggera de 19 pulgadas envueltas sobre neumáticos Pirelli Trofeo R que se combinan con unos amortiguadores Eibach Pro y unas barras estabilizadores delanteras y traseras de estreno. El equipo de frenado sigue estando suministrado por Brembo, aunque en el GT 420 los discos son más grandes al frente.

Los conductos y deflectores de enfriamiento proporcionan una refrigeración adicional para los frenos, y el sistema ABS, el control de tracción y el control electrónico de estabilidad se ajustaron para brindar un rendimiento óptimo en la pista. Kia dice que el Stinger GT 420 se convierte en un auténtico drifter con el modo Sport+ activado y con el control de tracción de estabilidad desactivados.

Si bien el Kia Stinger GT 420 sigue siendo un ejercicio único de ingeniería e imagen, no es difícil plantearse la pregunta de sí podría derivar en una versión más radical del sedán más rápido de Kia.

Fuente: Kia

Galería de fotos:

Ver galeria (85 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta