RACE y Goodyear han llevado a cabo un estudio, durante el año 2010, sobre el estado de los neumáticos (la presión de inflado y el dibujo) de más de 3.400 vehículos en las ciudades de Madrid, Vigo, La Coruña, Bilbao, Zaragoza, Barcelona, Valencia y Sevilla.

La mitad de los vehículos circulan con una presión incorrecta
La mitad de los vehículos circulan con una presión incorrecta

Los resultados han dado a conocer que la mitad de los vehículos revisados circulaban con una presión incorrecta, un 57% llevaban una presión inferior a la indicada, y el 43% un exceso de presión. Por otro lado, el 19% circulaba con la profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal (que recordemos es de 1.6 mm), lo que supone un grave riesgo para la seguridad vial.

De dicho estudio se extrae la conclusión de que los conductores madrileños y barceloneses son los que mayoritariamente circulan con la presión correcta en los neumáticos (el 69% y el 61% respectivamente). En el lado opuesto, la ciudad de Vigo tiene el mayor porcentaje de usuarios que circulan con la profundidad del neumático por debajo del límite legal, con 3 de cada diez conductores, y un 62% circula con una presión incorrecta.

Si elevamos estas conclusiones al resto de España, estaríamos hablando de cerca de 11 millones de turismos que estarían circulando con una presión incorrecta, y más de 4 millones con una profundidad de dibujo del neumático por debajo del mínimo legal.

En España, durante el pasado año 2009, se produjeron 158 accidentes con víctimas, achacables a problemas con los neumáticos (dibujo muy desgastado, pinchazos y reventones o pérdida de ruedas), lo que supone un aumento del 7,5% con respecto al año 2008, y de un 14% respecto al 2007.

La falta de mantenimiento provoca un aumento del riesgo de accidente
La falta de mantenimiento provoca un aumento del riesgo de accidente

La falta de mantenimiento, la dejadez, y el circular con el dibujo por debajo del límite legal provocan un aumento del riesgo, especialmente durante la época invernal que se nos avecina, ya que la distancia de frenado sobre suelo mojado se multiplica por tres con un neumático con el dibujo gastado. Baste un ejemplo: a 100 Km/h, sobre suelo mojado, el área de contacto con la carretera baja de un 77% con el neumático nuevo, a un 5% si está gastado.

Otro de los problemas con los que se encuentran los usuarios es que el 62% de los medidores de presión de las estaciones de servicio están averiados o no garantizan una indicación correcta, y uno de cada cuatro directamente no puede utilizarse, por avería o presentar fugas.

La crisis de los últimos años ha afectado, como en muchos otros aspectos, a la sustitución de los neumáticos y su mantenimiento, con una considerable disminución en el número de cambios de estos elementos. Esto supone una influencia directa sobre la seguridad vial, ya que aumentar la vida del neumático, circulando con un dibujo por debajo del límite legal, provoca una notable disminución del agarre a la carretera y una posible pérdida del control del vehículo, con el consiguiente riesgo de accidente por salida de vía.

Desde el año 2007, en el que se vendieron más de 11 millones de neumáticos de turismo en España, las ventas han bajado en los últimos años más de un 11%, mientras que en Europa la media de ventas ha crecido en torno a un 7,3%.

Vía  |  RACEGoodyear

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta