La navidad ya está aquí. En muchos lugares todavía no se han quitado el bañador y sin embargo el Belén y los Reyes Magos ya se han colado en nuestras casas. Es tiempo de comilonas, de cenas con la familia y comidas de empresa. Auténticos festivales del engorde masivo regados habitualmente con buenas dosis de alcohol.

Ya sabemos que al volante, un gramo de alcohol es demasiado, y con el objetivo de concienciar a los ciudadanos, la Dirección General de Tráfico inició el 12 de diciembre la primera fase de la campaña especial de navidad que se prolongará hasta el próximo día 18 del mismo mes. Concienciar a los conductores de la imcompetencia entre alcohol y volante es la tarea principal que afrontan ahora los trabajadores del organismo que rige el tráfico en nuestro país.

El aumento del tiempo de reacción, los problemas de visión, la pérdida del control, además de somnolencia, excitabilidad y falta de coordinación, son algunos de los problemas asociados a una conducción temeraria bajo los efectos del alcohol, y que pueden multiplicar por nueve los riesgos de sufrir un accidente.

Según la DGT, esta campaña contra la alcoholemia forma parte de un calendario anual de acciones sobre factores de riesgo de accidentes y de seguridad vial. El aumento de los controles de tráfico y un ritmo acelerado de multas son algunos de los mecanismos con los que la DGT espera sensibilizar a los conductores acerca de uno de los principales problemas en carretera.

A esta nueva campaña no le falta un toque vintage y es que casi 20 años después, Stevie Wonder nos volverá recordar aquello de “si bebes no conduzcas”, un spot publicitario que consiguió llamar la atención de los conductores y que ha regresado a las pantallas con motivo de la Navidad:

Fuente: DGT

1 COMENTARIO

  1. Estoy de acuerdo con Josetxo pero la veadrd es que creo que un anuncio de estas características que incita a utilizar el cinturón de seguridad, impacta más o da más que pensar, si se muestra lo que puedes perder, en este caso la familia, que si muestras accidentes explícitos, que a la gente le puede importar menos, ya que lo que se muestra es fallecidos, que nada tienen que ver con el que este viendo el anuncio. La familia en cambio te puede hacer pensar más .

Deja una respuesta