Seguro que hay algo que la mayoría de los redactores y lectores de este portal tenemos en común. Alguna vez y quizás en más de una ocasión, nos hemos sentido estafados tras recoger el coche del taller y comprobar que aquel “esto no es nada” se ha convertido en una factura de tres cifras.

Pues bien, ahora tenemos una confirmación estadística de que la sospecha es cierta. Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Consumo, y siempre teniendo en cuenta que se trata de una escala porcentual, más de la mitad de los talleres ubicados en el territorio nacional practican algún tipo de irregularidad.

En concreto 552 de los 1400 talleres, o lo que es lo mismo, uno de cada cuatro establecimientos investigados de venta y postventa de automóviles, realizan prácticas que podían ser constitutivas de un expediente sancionador.

La mayor parte de las infracciones están relacionadas con la venta y la calidad del servicio, así 149 tienen que ver con las condiciones de venta, 126 con la calidad del servicio, 17 vinculadas a los precios y otras 193 en las que no se han especificado la causa.

En cuanto a comunidades autónomas, Cantabria se sitúa como líder en infracciones, ya que tras investigar 224 talleres solo cuatro cumplían con todos los preceptos legales. Algo parecido sucede en Cataluña donde el 90% de los establecimientos cometieron alguna irregularidad, mientras que en el otro extremo, entre las más “limpias”, están Galicia, donde solo se detectaron 12 infracciones en las 201 inspecciones realizadas.

En cuanto a los centros de venta, Consumo ha investigado en 2.041 centros de coches y repuestos y ha detectado 671 irregulares. En este ámbito, las infracciones más frecuentes son por este orden; venta (471 sanciones), precio (31 sanciones), calidad del servicio (24 sanciones) y transacciones comerciales (20 sanciones).

Vía: Autobild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta