Si hacemos referencia únicamente a lo que significa la obesidad, debemos ser conscientes del problema que puede significar y de que cada vez tiene más prevalencia en la sociedad. Pero en esta vida no es bueno centrarse en defender extremos, de ahí que desde la Universidad de Michigan se afirme que la obesidad  en hombres puede llegar a ser un nuevo sistema de seguridad vial.

Dichos investigadores contradicen con mayúsculas lo expuesto en otro sinfín de estudios. Desde Michigan concluyen que los hombres con obesidad alta, tienen más posibilidades de superar un accidente automovilístico de gravedad. Eso sí, no ocurre lo mismo si la persona que acarrea ese sobrepeso es mujer. Diferencias de género.

El estudio se ha llevado a cabo gracias a una muestra de 300.000 conductores que sufrieron algún que otro accidente de distinta envergadura. Las conclusiones que se han generado son que los hombres con un índice de masa corporal elevado son capaces de sobrevivir un 22% más que si la víctima no sufre ese sobrepeso.

Aquellos que estéis pensando en lo maravilloso que está resultando mantener esa ‘curva de la felicidad’, es importante que tengáis en cuenta que el beneficio del sobrepeso no llega sólo, el cinturón de seguridad debe estar igualmente colocado. Porque si nos olvidamos de ponerlo, a pesar de que tengamos mucha masa corporal, las posibilidades de sobrevivir descienden considerablemente.

La contrapartida la encontramos en las mujeres. No obtienen ningún beneficio si su cuerpo alcanza la obesidad. El estudio asegura que para ellas lo ideal es mantener un peso equilibrado, ya que tanto si tienen más peso de lo normal como si se están demasiado delgadas, el riesgo de fallecimiento en un siniestro es superior.

Es importante concluir diciendo que éste estudio es uno de los pocos que aseguran que la obesidad puede ser beneficiosa en caso de accidente. La mayoría asegura todo lo contrario. El motivo es que los obesos cuentan con mayor riesgo de lesiones, ya que el golpe final es mucho más contundente contra el airbag y el cinturón.

Vía | Diariomotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta