La venta de automóviles desciende. Lo hace con una disminución interesante del 6,5%. Anfac admite que estamos ante el cuarto retroceso consecutivo. Lo que provoca la no estabilización del mercado. Y es que el mes pasado apenas se vendieron en nuestro país la cantidad de 204.418 unidades.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) lo tiene claro. El sector no levanta cabeza. Así lo demuestran las cifras que se barajan estos días. Sobre todo en comparación con los datos del año pasado. Y es que por estas fechas, en 2009, había ventas superiores a un 6% respecto a este año. Para el patronal hay un motivo principal para este descenso significativo. No es otro que el hecho de que los mercados a los que se destinan los vehículos fabricados en España no consiguen superar ciertos baches de la crisis que nos empaña a todos.

Por ese motivo desde Anfac se muestran claros y precisos asegurando que lo fundamental en estos momentos es equilibrar una balanza que pinta muy mal en estos momentos. Y es que mientras España produce el 13% de los vehículos producidos en Europa, respecto a las ventas, apenas rozamos el 7,5%. Es decir que la balanza está claramente favoreciendo las pérdidas y no las ganancias.

Desde la propia organización se deja claro que estos niveles provocan que los fabricantes deban mantener un elevado volumen de exportaciones. Y en muchas ocasiones, cuando esto no cosecha los resultados esperados, entonces, hay que pensar en nuevos destinos. Y olvidarnos de los tradicionales como Italia o Francia, entre otros. Por ejemplo se pueden tomar como referencia países tales como Austria, Holanda, Portugal o Turquía.

A pesar de los malos datos en ventas, las exportaciones han crecido en un 1,2%. Y esto es para aplaudir y para tener esperanza de que los tiempos vayan cambiando. En total, en lo que va de año la progresión de las exportaciones es el 1,7% (1,74 millones de unidades).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta