En realidad se trata de mucho más que una serie de aditamentos aerodinámicos dispuestos de cualquier manera. Se ha procedido a realizar un pormenorizado estudio de cada aspecto de este modelo tan especial, para mejorarlo en aquellos escasos detalles susceptibles de ello.

El resultado no puede ser más espectacular, y no sólo mejora a nivel estético, sino que sus prestaciones y dinamismo también se han visto aumentados en la misma proporción.

El resultado de esta preparación resulta espectacular
El resultado de esta preparación resulta espectacular

Para ello Lexus ha recurrido a TRD (Toyota Racing Development), la división encargada de desarrollar piezas de alto rendimiento para los modelos de la marca hermana Toyota. Fruto de esta colaboración nace este “Circuit Club Sport Package”, o lo que podríamos definir como “el sueño de todo aficionado”. No solo por las innumerables piezas de fibra de carbono, magnesio o titanio empleadas, sino por el inagotable trabajo llevado a cabo por diseñadores y probadores para ofrecer un producto redondo y de inmejorables características dinámicas y prestacionales.

Se han empleado los últimos avances técnicos en la materia (todos ellos derivados de la competición, donde TRD tiene una amplia experiencia) y para su puesta a punto se ha recurrido incluso a la utilización de avanzados programas de Dinámica de Fluidos (CFD), test en túneles de viento, a la vez que se han “estrujado” los motores en interminables sesiones en los bancos de pruebas. También se han llevado a cabo incontables horas de test, realizadas por los pilotos del equipo TRD, con el fin de obtener la más exquisita puesta a punto final.

Si el Lexus IS F “standard” ya es una “máquina” increíble por sus prestaciones (compite directamente con modelos tan conocidos por todos vosotros como el BMW M3 o el Mercedes-Benz Clase C AMG), por gentileza de su motor V8 de 5,0 litros de capacidad que entrega 423 CV a 6.600 rpm, acompañado por una caja de cambios de 8 velocidades, ahora, gracias a este “paquete”, sus futuros propietarios podrán disfrutar de la máxima expresión del deportivo japonés.

Siendo un poco más específicos, os detallamos a continuación las modificaciones llevadas a cabo:

•   Capó en fibra de carbono: Se sustituye el capó original por otro de fibra de carbono con la finalidad fundamental de reducir el peso (unos 4 kg) sobre el eje delantero, con lo que se mejora la agilidad y respuesta dinámica. También incluye dos rejillas para la evacuación del calor del vano motor.
•    Spoiler delantero en fibra de carbono: Con esta modificación se mejora el flujo del aire bajo el vehículo y se incrementa el efecto suelo (clara herencia de la competición).
•    Difusores traseros en fibra de carbono: En conjunción con el apartado anterior, sirve para “encauzar” de la forma más conveniente el flujo de aire que discurre bajo el coche a las altas velocidades que es capaz de alcanzar.
•    Alerón trasero en fibra de carbono: Ha sido diseñado, gracias a la utilización de programas de Dinámica de Fluidos (CFD), para producir una carga aerodinámica adicional a media y alta velocidad.

•    Kit de suspensión variable con doble regulación: Permite modificar de forma independiente tanto la extensión como la compresión de los amortiguadores, de tal forma que el piloto puede elegir entre dos tipos de comportamiento. Este kit además incorpora barras de refuerzo de suspensión para mejorar la respuesta del chasis en aceleración y conducción en zonas viradas.
•    Kit de suspensión de alta precisión: Este kit de suspensión (compuesto por amortiguadores y muelles) ha sido especialmente diseñado para obtener las mejores cualidades dinámicas, ya que ofrece un adecuado equilibrio entre deportividad, maniobrabilidad y confort de marcha.
•    Kit Performance Damper: Se trata de un kit de amortiguación lateral, que puede ser instalado tanto en la parte izquierda como derecha del chasis, y cuya finalidad es incrementar la rigidez y la maniobrabilidad en curvas.

•    Llantas de aluminio forjado: Son 10 kg más ligeras que las del modelo “standard” y proporcionan una mayor agilidad, así como una mejor ventilación de los frenos.
•    Llantas de magnesio forjado: Al igual que las anteriores, su principal función es la de rebajar peso y mejorar la rigidez, a la vez que proporcionar una indudable mejoría estética.
•    Diferencial de Deslizamiento Limitado (LSD): Como si nos encontráramos en el Gran Turismo 5, podremos elegir este diferencial, realizado de forma artesanal por Drexler Motorsports, para obtener una mayor capacidad de tracción a la salida de las curvas.
•    Pastillas de freno TRD: Diseñadas para mejorar la capacidad de frenada, sobre todo “aguantando el tipo” a muy altas temperaturas.
•    Salidas de escape de titanio: Este sistema es 7 kg más ligero que el modelo convencional, a la vez que emite un sonido “ronco” más acorde con las prestaciones que es capaz de lograr este modelo nipón.
•    Kit interior de fibra de carbono: En conjunción con las piezas exteriores de este mismo material otorgan al vehículo un aire elegante y deportivo.

Galería de imágenes:

Ver galeria (6 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta