No importa la cantidad de dinero o la número de superdeportivos que uno tenga, recibir una nueva máquina de sangre azul siempre hará latir el corazón de uno. Este año, la Navidad llegó antes para un tal Manny Khoshbin, quien agregó en su colección un coche muy especial: un McLaren Senna inspirado en la librea Marlboro de antaño.

El empresario se hizo cargo de él la semana pasada, apareciendo en un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé. Sin embargo, por llamativo que sea el elegante convertible británico, palidece al lado del McLaren Senna. Eso sí, no se trata de un Senna normal y corriente (dentro de lo que cabe) tampoco, porque tiene un acabado muy especial cuya decoración recuerda a la del McLaren MP4/4 de 1988 de Ayrton Senna, es decir, con los colores predominantes de la tabaquera Marlboro, aunque en un tono más anaranjado.

Este McLaren Senna pertenece al empresario y youtuber Manny Khoshbin, célebre por contar con varios ejemplares del Mercedes SLR McLaren en su garaje, entre otros muchas joyas

Khoshbin dijo que tuvo que esperar más de un año para, finalmente, conocer a su nuevo McLaren, afirmando que parece más grande en realidad que en fotos y vídeos. Apenas durmió la noche antes de recibir el coche, y no hace falta decir que fue amor a primera vista. Con solo 500 unidades para ser construidas y un precio inicial enorme cercano al millón de euros, todos los McLaren Senna se agotaron incluso antes de su presentación oficial al público.

El coleccionista de supercoches ha solicitado al departamento de operaciones de McLaren (MSO) que su radical coche lo fuese aún más. Teniendo como premisa la época dorada de McLaren-Honda de la década de los 80 y al gran piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna, este coche tan especial recurre a un esquema de color donde el blanco y el naranja predominan. Por supuesto, no falta el dorsal #12 en el lateral del vehículo.

Actualmente, es el coche más radical dentro de la gama de Woking. Está alimentado por un motor V8 con una pareja de turbcompresores de 800 CV y 800 Nm. Es capaz de cubrir el 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y, con un cuello fuerte y firmeza sobre nueras extremidades, alcanzará los 340 km/h de velocidad máxima.

Fuente: motor.es

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta