El Mercedes GLB ha sido uno de los lanzamientos más peculiares de la marca de la estrella. Se trata de un SUV compacto, que a pesar de sus dimensiones contenidas, ofrece espacio para siete ocupantes y una modularidad más propia de un monovolumen. Por estas cualidades se ha convertido en una opción ideal para muchas familiar. Además, ahora llega el Mercedes GLB 180 para dar más sentido a la gama.

Se trata de una versión de acceso del modelo, un ejemplar menos potente y también más asequible a nivel económico, partiendo de 40.150 euros. Hay que recordar que, hasta el momento, el GLB 200 era el escalón de entrada a la gama. Se asienta sobre el mismo motor de gasolina de cuatro cilindros y 1.33 litros, un bloque de nueva generación (denominación M 282) que incluye filtro de partículas y bondades como el recubrimiento Nanoslide o el cigüeñal y bielas de acero forjado.

Este Mercedes GLB 180 desarrolla 136 CV y 200 Nm de par, suficientes para mover sus 4.634 de carrocería. En este caso, la única transmisión disponible es la automática de doble embrague y siete velocidades 7G-DCT. Con respecto al GLB 200 de 163 CV, mejora la eficiencia, dejando un consumo de entre 5,9 y 6,2 l/100km y unas emisiones de entre 134 y 141 g/km de CO2. Las prestaciones son bastante normales: acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y la velocidad máxima es de 200 km/h.

Lo que no cambia en el Mercedes GLB 180 es esa capacidad del interior y la tecnología disponible. En este apartado destaca el sistema multimedia MBUX con su bien logrado control por voz y la doble pantalla de 10,25 pulgadas. No pasa desapercibido el control de confort Energizing para adecuar la atmósfera interior ni las ayudas a la conducción. De serie, esta versión ya cuenta con bondades como las llantas de 18 pulgadas, línea de acabado Progressive, portón trasero automático, faros LED, climatización automática o radio digital.

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta