Los fabricantes de coches siempre tienen un ojo puesto en el futuro. En esta industria es casi obligatorio ir buscando tendencias y adelantando lo que planean a largo plazo. Fruto de ello es habitual que veamos algún que otro prototipo como este MINI Vision Urbanaut que ha sido presentado recientemente. El objetivo de la marca de Oxford con este ejemplar es el aprovechamiento del espacio interior para dar cabida a todo tipo de posibilidades.

Hay que comenzar diciendo que se trata de un vehículo y que está preparado tanto para ser conducido por una persona como para moverse sólo gracias a las tecnologías de conducción autónoma que podrían estar más desarrolladas en el futuro. Adopta una carrocería al más puro estilo monovolumen con un lenguaje de diseño bien reconocible. Lo que más llama la atención son los faros y la parrilla iluminados, además de las ruedas de monopatín también con luz integrada.

Pero donde de verdad quiere destacar este MINI Vision Urbanaut es en el habitáculo. A pesar de sus 4,46 m de longitud se consigue un espacio muy aprovechable que puede convertirse prácticamente en el salón de una casa. Se accede a través de la puerta lateral corredera y dentro hay espacio para cuatro pasajeros. Los dos asientos delanteros pueden rotar y hay otros dos traseros que directamente se pueden plegar.

Con el coche parado, la zona del conductor se puede convertir en un sofá cama al bajar el salpicadero, incluso el parabrisas se puede abrir para crear una especie de balcón a la calle. En la parte trasera han creado lo que se conoce como «Rincón Acogedor«, en el que aparece un círculo de tela retroiluminado para crear una atmósfera agradable e incluso sentarse en el suelo. También hay opción a una pequeña mesilla integrada en uno de los laterales del MINI Vision Urbanaut.

En el prototipo desaparecen los controles tradicionales y se da lugar a nuevas formas de interactuar con el vehículo. El MINI Token es la pieza central que sirve para modificar el ambiente que se vive en el interior. Tocando esta especie de «piedra antiestrés» se puede seleccionar los tres momentos MINI que vienen preconfigurados en este modelo y que son los siguientes:

  • MINI Chill: crea un refugio con la banqueta trasera en posición cómoda, música y luces atenuadas, mientras que se eliminan las pantallas e interruptores que puedan desviar la atención.
  • MINI Wanderlust: para cuando se está en movimiento, cuenta con gráficos inspirados en los años 50 y 60, mientras que el usuario puede elegir si conduce o deja que el coche lo haga solo
  • MINI Vibe: elimina los límites entre el exterior y el interior al convertirse en un punto de reunión que permite crea un agradable ambiente como si se tratara de un club.

Galería de fotos:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta