Mitsuoka es un pequeño fabricante japonés que siempre se ha caracterizado por hacer vehículos con un diseño llamativo y poco convencional. Algunas de sus creaciones anteriores no habían recibido buenas críticas y ahora se quiere redimir con el Mitsuoka Rock Star. Como todavía no tienen suficientes recursos para hacer un vehículo propio, han tomado como base a uno de los vehículos nacionales con mayor popularidad: el Mazda MX-5.

Se ha utilizado el pequeño roadster para crear un modelo mucho más personal y con una inspiración muy clara. Evoca claramente Chevrolet Corvette C2 Stingray, haciendo un homenaje al mítico modelo americano. Lo cierto es que se trata prácticamente de una réplica algo más pequeña, plasmando el diseño de forma magistral. Parecen haber modificado prácticamente todas las líneas del modelo base, pues no reconocemos al Miata que hay bajo el Mitsuoka Rock Star.

Este modelo estará a la venta con seis colores de carrocería (Los Angeles Blue, Chicago Red, New York Black, Cisco Orange, Washington White y Arizona Yellow) y su lanzamiento se ha hecho para celebrar el 50 aniversario de Mitsuoka. La capota también se puede elegir en contraste en varios tonos, mientras que se pueden montar elementos como las llantas de 15 pulgadas de estilo clásico. Lo que no podrá cambiar es el corazón del modelo base.

Si el Corvette destacaba por su mecánica V8, el Mitsuoka Rock Star solamente puede llevar el cuatro cilindros atmosférico del nuevo Mazda MX-5. Además, se trata de la versión de acceso, del de 1.5 litros que desarrolla 132 CV y 152 Nm de par. De todos modos, promete grandes dosis de diversión y un aspecto inigualable. La firma pide por él 4.688.200 yenes, unos 36.100 euros al cambio. Un sobreprecio considerable si tenemos en cuenta que el Miata parte desde poco más de 25.000 euros.

Fuente: Jalopnik

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta