Me complace escribir sobre esto ya que por lo menos veo que nuestro políticos aplican algunas veces el sentido común y es que escuchar que parte del dinero recaudado por las multas de tráfico se destinará a las victimas o familiares de un accidentado es algo para aplaudir.

Gracias a los votos favorables de los grupos parlamentarios del PP, CiU y PNV, en la Comisión de Interior del Senado, se ha aprobado destinar como decimos parte de la recaudación de las multas de tráfico a las víctimas de los accidentes.

De esta forma, se amplía la disposición adicional tercera del proyecto de ley salido del Congreso, donde se consensuó destinar el importe de las multas a la seguridad vial.

La nueva ley de tráfico está trayendo cola ya que se han debatido en el Senado 120 enmiendas al proyecto de ley de Tráfico aprobado ya por el Congreso, cuyo fin principal es el pago exprés de multas.

No es nueva la sensación social que se respira sobre el interés de la DGT y de muchas Comunidades Autónomas en las multas de tráfico, y es que el afan recaudatorio es evidente se mire por donde se mire.

Muchos pensamos que un 80% de las multas de tráfico tendrían que destinarse a seguridad víal, victimas de accidentes y a mejoras de las carreteras principalmente, lo triste es que los porcentajes están invertidos y la mayor parte de ese dinero tiene como destino las arcas del estado con lo que su uso se destina a fines desconocidos.

Vía | El Economista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta