Aunque seáis igual de incrédulos que el que esto escribe, estoy por asegurar que la suerte aún existe. Ya que no encuentro mejor forma de describir lo que me sucedió hace algunos días, al regreso de mis más que merecidas vacaciones. Tras unas cuantas horas de viaje en coche, desde el sur peninsular de vuelta hacia el domicilio familiar, se acercaba la hora de comer y los más jóvenes ocupantes de las plazas traseras comenzaban a mostrar síntomas de inquietud… acompañados del siempre inevitable: “Papá, ¿cuándo comemos?”.

Así que tras escuchar repetidas veces la insistente pregunta, mi siempre diligente esposa (espero que lea esto), buscó en el GPS algún punto pintoresco de la ruta donde calmar el voraz apetito de los infantes (y de los adultos). Enseguida apareció la recomendación de desviarnos escasos kilómetros de la autovía hacia la población de Hervás. Resonaban aún en mi memoria vagas referencias a esta localidad cacereña por haber pasado algún verano de mi juventud en el cercano Valle del Jerte.

Preciosa vista de Hervás, desde el Museo de la Moto y el Coche Clásico
Preciosa vista de Hervás, desde el Museo de la Moto y el Coche Clásico

Tras dar buena cuenta de algunas viandas en un típico restaurante del lugar y cuando realizábamos un corto paseo por la localidad para bajar la comida y tomarnos un café, nos topamos con un cartel que rezaba: “Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás”. Mi estupefacción dio paso casi de inmediato a una sonrisa. Volvimos rápidamente al coche y seguimos las indicaciones que nos conducirían a tan grata sorpresa.

Después de un corto recorrido, en las afueras de la población, aparecieron varias construcciones con unas formas… digamos “peculiares”. ¡Lo habíamos encontrado!. Dejamos el vehículo en un parking de tierra y subimos una última rampa que daba acceso a la recepción del Museo, compartiendo estancia con el bar del establecimiento.

Singular la arquitectura del Museo... ¡en “estilo Juanesco”!
Singular la arquitectura del Museo… ¡en “estilo Juanesco”!

Preguntamos, a la señorita que allí se encontraba, por el propietario del museo e instantes después se presentó ante nosotros Juan Gil Moreno, fundador y “alma mater” del mismo, que nos atendió con una sorprendente cordialidad (luego veríamos que realmente era tal y como se nos mostraba). Tras departir unos instantes emprendimos un agradable paseo en el que fuimos recorriendo cada uno de los pabellones que forman este sorprendente Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás.

Entre la amena charla, con multitud de anécdotas y curiosidades, pudimos ir disfrutando de las singulares maravillas que allí se mostraban. Este es un extracto de aquella larga conversación, que describe perfectamente la personalidad de su fundador y que, por su interés resulta mucho más descriptiva que un artículo al uso:

–    Coches.com: En primer lugar nos gustaría conocer algo más sobre su fundador. ¿Quién es Juan Gil Moreno? Y ¿de dónde surge su afición por el mundo del motor?

–    Juan Gil Moreno: Soy el fundador de este museo radicado en la localidad cacereña de Hervás. De joven estudié Formación Profesional en el ramo de la madera, que posteriormente sería mi oficio durante muchos años. Durante mi época de estudiante tuve una vieja motocicleta Guzzi 65 cc, que a la postre sería el origen de este museo.
Años después, una serie de circunstancias negativas en mi vida, como fueron la muerte de mi esposa, con 42 años, y el hecho de quedar viudo con 5 hijos a mi cargo, sirvieron de detonantes para que en un momento tan decisivo decidiese mirar hacia delante, de tal forma que el recuerdo y la nostalgia de esa antigua moto Guzzi que cito, fuese la vía de escape para no entrar en pensamientos negativos. Fue así como empecé recopilando motocicletas de distintas marcas españolas, como Bultaco, Montesa, Ossa, Vespa, Sanglas, etc., eso si todas sin restaurar, ya que la principal labor la hacía yo personalmente.

En un principio el Museo solamente estaba dedicado a la exposición de motos...
En un principio el Museo solamente estaba dedicado a la exposición de motos…

–    Coches.com: ¿Cómo nace la idea del Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás?

–    J.G.M.: Cuando tenía 20 ó 25 motos fue cuando decidí plantearme la posibilidad de hacer un museo para el disfrute de todos los aficionados del sector. Se comenzó únicamente con 2 pabellones y progresivamente al ir aumentando la colección fue necesario ampliar su número, hasta el momento actual en el que hay un total de 8.

–    Coches.com: ¿Quién aporta los fondos para la construcción del Museo y su mantenimiento? ¿Cuentas con algún tipo de ayuda institucional o de patrocinadores?

–    J.G.M.: Los fondos se consiguen a través de entidades financieras y vendiendo unidades de motos y coches ya restauradas, sin disponer, hasta el momento, de ningún tipo de ayuda institucional, ni de empresas patrocinadoras.

–    Coches.com: ¿De qué manera se va consolidando la colección? ¿De dónde provienen los diferentes vehículos expuestos? ¿Son adquiridos o también hay donaciones desinteresadas?

–   J.G.M.: La totalidad de las nuevas unidades son adquiridas, acudiendo a gran cantidad de ferias y mercadillos de ámbito nacional e internacional, observando y seleccionando lo que más nos interesa. Se pueden encontrar vehículos provenientes de las más diversas partes del mundo.

...hasta evolucionar a una muestra dedicada a todos los medios de locomoción terrestres
…hasta evolucionar a una muestra dedicada a todos los medios de locomoción terrestres

–    Coches.com: ¿El proceso de restauración de los vehículos lo realizas tú mismo o recurres a especialistas en la materia?

–    J.G.M.: Lo realizo yo mismo, dirigiendo todas las operaciones y coordinando las diferentes fases por las que pasa una pieza hasta su completa restauración.

–    Coches.com: La configuración del Museo resulta cuando menos peculiar. No es un “museo al uso”. Sin ir más lejos su arquitectura es francamente llamativa, con un toque modernista, con un tratamiento “diferente” de la geometría y el volumen, casi como si de una obra de Gaudí se tratara. ¿Responde a alguna idea preconcebida o surgió de manera espontánea, improvisando sobre la marcha?

–    J.G.M.: Casi todo el Museo es atípico. La arquitectura es un diseño mío, que denomino “estilo Juanesco”… Considero que las formas y los volúmenes curvos y circulares son más agradables a la vista que las moles angulosas y, aprovechando mi formación en la materia, además de dar “rienda suelta” a la vena artística que uno lleva dentro, se obtiene lo que aquí ves.

–    Coches.com: ¿Con qué instalaciones adicionales cuenta el Museo, aparte de los pabellones propiamente dichos?

–    J.G.M.: Junto a la Recepción disponemos de un completo bar donde tomar algo antes de acceder al Museo. También contamos con un Parque Infantil donde los niños estarán “a sus anchas” mientras sus padres disfrutan tranquilamente de la exposición. Y, por último, también existe una Terraza-Mirador desde donde contemplar, por ejemplo, una hermosa puesta de sol con la población de Hervás en el horizonte.

Actualmente se exponen entre 250 y 300 vehículos, perfectamente restaurados
Actualmente se exponen entre 250 y 300 vehículos, perfectamente restaurados

–    Coches.com: ¿Cuántos vehículos se exponen?, ¿cómo se distribuyen en los diferentes pabellones? ¿Siguen un orden cronológico, por temáticas, etc.?

–    J.G.M.: Se exponen actualmente entre 250 y 300 vehículos, aproximadamente, que están distribuidos, por norma general, por marcas, salvo algunas excepciones.

–    Coches.com: ¿La exposición es permanente o rotan los modelos? ¿El número de vehículos va aumentando paulatinamente o también se venden a coleccionistas?

–    J.G.M.: Como te he mencionado anteriormente, muchos de los vehículos que se exponen también están a la venta (tanto para particulares como para coleccionistas). Es una de las formas de financiación que tenemos y la manera de poder seguir restaurando otras piezas. Por lo tanto muchos de los modelos van rotando, siendo sustituidos por otros.

–    Coches.com: ¿Cuántos vehículos hay pendientes de restauración o de inclusión en la colección del Museo?

–    J.G.M.: En estos momentos posiblemente tengamos pendientes de restauración entre 50 y 60 vehículos.

Al mismo tiempo hay entre 50 y 60 unidades pendientes de restauración
Al mismo tiempo hay entre 50 y 60 unidades pendientes de restauración

–    Coches.com: ¿Mantienes relaciones o colaboraciones con algún otro Museo de este tipo o parecido a nivel nacional o internacional? ¿Y con coleccionistas?

–    J.G.M.: Sí, efectivamente,  mantenemos regularme contacto tanto con diferentes museos, a nivel nacional e internacional, como con coleccionistas privados.

–    Coches.com: ¿Participas activamente con alguno de los vehículos en Rallyes históricos o algún otro tipo de eventos?, ¿son mecánicamente funcionales la mayoría de los modelos?

–    J.G.M.: Si, por regla general participamos en ferias u otro tipo de exposiciones itinerantes, tanto como nos sea posible. La gran mayoría de los modelos pueden salir “andando” del Museo por sus propios medios.

–    Coches.com: La ubicación del Museo y su entorno resultan espectaculares. Para los lectores de Coches.com que desconozcan la zona ¿qué destacarías de la localidad de Hervás y por añadidura del Valle del Ambroz?

–    J.G.M.: Destacaría, por supuesto, el entorno, con una orografía y una vegetación sin igual (especialmente sus bosques de castaños y robles), enclavados en un paisaje espectacular. Cómo no, su historia; o un clima que resulta especialmente benigno en la época estival, para poder descansar en un paraje natural alejado de la “civilización”.

En el pabellón nº 8 disfrutaremos de un espacio dedicado a todo tipo de carruajes de época
En el pabellón nº 8 disfrutaremos de un espacio dedicado a todo tipo de carruajes de época

–    Coches.com: Por último, ¿por qué nos recomendarías visitar tu Museo?

–    J.G.M.: En primer lugar por su ubicación privilegiada, como acabo de decir: en segundo término, centrándonos ya en el propio Museo, porque aquí están representados la casi totalidad de los vehículos terrestres: es, en estos momentos, el Museo más importante de Europa de medios de locomoción terrestre; y por último por lo que me comentan muchos visitantes sorprendidos, en el que valoran muy positivamente su arquitectura (casi tanto como la propia colección).

Si pasáis en alguna ocasión cerca de esta localidad cacereña o programáis “exprofeso” una visita a la población de Hervás y su alrededores (alicientes no faltan) no os olvidéis de incluir un buen rato para disfrutar de este precioso Museo. Os aseguramos que no os sentiréis defraudados en absoluto. (Podéis encontrar los datos de localización, horarios, tarifas, etc. en su web: Museo de la Moto y el Coche Clásico)

Galería de imágenes:

Ver galeria (48 fotos)

6 COMENTARIOS

  1. Una visita de lo mas recomendable. Hervas es un sitio precioso y el museo merece mucho la pena. Este otoño intentare volver a verlo. Desde Salamanca se esta alli en menos de una hora 🙂

    • ¡Yo ya me lo he apuntado en mi lista de visitas cuando visite Extremadura! Y pensar que estuve en Hervás y desconocía por completo la existencia de este museo…

  2. Increible!! Mi familia reside en el valle del tietar, que mas o menos esta cerca, y yo (en teoria aficionado al mundo del motor) no tenia ni idea de este emplazamiento 🙂
    Os hare una referencia en mi blog, pues pienso publicarlo para no olvidarme de hacer una visita al museo.

    • ¡Muchas gracias Eduardo! ¡Pásanos después el link cuando lo publiques! ¡Seguro que te encantará la visita tanto como a nosotros!

  3. Visitamos el museo hace seis días (11 09 2014) y quedamos gratamente sorprendidos,, tanto por la espectacular colección de vehículos antiguos como por la construcción del inmueble que nos
    gusto mucho, hablando con la persona que nos atendió en el museo nos comentó que si nuestra
    ruta era hacia Candelario, a unos cuatro Km. había otra construcción del mismo estilo y efectivamente
    paramos delante de la construcción casa, chalet, o lo que fuera siendo otra muestra del mismo
    estilo edificada sobre una roca y con accesos de puente móvil muy bonita así mismo todo el conjunto
    delante del edificio se encontraba el artista de toda la obra, persona muy agradable y conversador
    Despues de un buen rato de charla con este Señor seguimos adelante.

    Visita para recomendar tanto la construcción como el museo y la atención personal de JUANESCO
    construcctor y propietario de la obra

Deja una respuesta