Puede que seas un gran aficionado al karting y te guste disfrutar de la experiencia que ofrece. Pero imagina que vas de crucero. Puede estar genial y lo puedes disfrutar a tope, pero puede ser aún más genial si hay una pista de karting, ¿o no? La última opción recreativa de la compañía Norwegian Cruise Line (NCL) te ofrece esa posibilidad.

A bordo de su nuevo crucero Encore, el cual entrará en servicio sobre aguas caribeñas a finales de noviembre, integra en su cubierta una pista de karting de 350 metros de longitud. Para contextualizarlo, el trazado de Carlos Sainz Madrid (Las Rozas) mide 650 m, y es la pista indoor más grande del país. Cualquier pista outdoor será notablemente más grande, pero no se pueden pedir peras al olmo.

La Norwegian Encore Speedway ocupa dos pisos en la cubierta superior del barco y tiene suficiente espacio para que conduzcan hasta 10 pilotos al mismo tiempo. Los karts propiamente dichos son completamente eléctricos, y pueden alcanzar una velocidad máxima de 48 km/h en una superficie que comprende 10 giros, con áreas que, literalmente, cuelgan en cuatro metros sobre el costado del barco.

Cada sesión tiene una duración de ocho minutos, y hay una zona destinada a aquellos que disfrutan de la competición fuera de la pista donde, mediante un dispositivo láser, pueden seleccionar a un piloto para darles un impulso de energía adicional. Algo así como un chute de óxido nitroso. Eso sí, las tarifas no son baratas. Cada ronda implica un desembolso de 15 dólares, 13,61 euros al cambio, aunque existe un pase ilimitado para toda la semana por 180 euros.

Con la nueva pista en el Encore, la compañía de cruceros estadounidense ahora tiene tres barcos con pistas de karting. Los otros dos están en el Joy (2017) y en el Bliss (2018). La pista en el primero de ellos inspira su temática en el mundo Ferrari, mientras que en las otras dos es más “independiente”. De acuerdo con NCL, esta curiosa experiencia sigue siendo una de las actividades recreativas mejor calificadas a bordo.

En cuanto al Encore en sí, es un crucero de 335 m de longitud capaz de albergar a 4.000 personas. Salió de los astilleros de Papenburg en Alemania por primera vez a mediados de agosto de este año, y su debut público está programado para el próximo 21 de noviembre en la ciudad de Miami. Recorrerá todo el Caribe Oriental durante siete días y, en 2021, abordará los mares de la costa oeste y Alaska.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta