Se avecinan cambios en la DGT. Después de que la siniestralidad aumentase en 2016 tras nada menos que 13 años bajando, se imponçia un cambio de timón. Desde el Ministerio del Interior anunciaron muchas novedades que mejoran la seguridad en distintos ámbitos.

La semana pasada, en una reunión del Pleno del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, (no lo hacían desde hace tres años) han comenzado a definirse los grupos de trabajo que concretarán muchas de aquellas propuestas y se ha replanteado la Estrategia de Seguridad Vial hasta 2021.

Más allá de fijar estrategias y acciones destacan cómo se enfoca el tratamiento a conductores nóveles con menos de un año de antigüedad en el permiso de conducir (ellos parten con ocho puntos en lugar de doce, otro de los apartados donde podrá haber cambios). Se barajan modificaciones en:

  • Velocidad máxima permitida. Hoy en día no existe (desde 2011). Antes tenían limitado sobrepasar los 80 km/h.
  • Nivel de alcohol en sangre. Se baraja introducir la tasa 0,0 de alcohol junto con los conductores porfesionales. Actualmente el límite está en 0,15 miligramos por litro de aire espirado (0,25 el resto).
  • Conducción nocturna.

Además de los jóvenes conductores nóveles hay también otras grandes áreas de actuación: niños, mayores, peatones, ciclistas, motoristas, reincidentes, carreteras secundarias y empresa y transporte profesional.

El objetivo es que a finales de 2018 se hayan producido modificaciones notables en la Ley de Seguridad Vial y de los reglamentos de Vehículos, de Circulación y de Conductores, con cambios consensuados previamente con todas las partes implicadas (administraciones, autoescuelas, asociaciones de ciclistas y motoristas…).

Estos son los ocho grupos de trabajo, que a buen seguro comenzarán a enviar globos sonda para ver cómo se plantean los cambios que vayan planteando:

  • Reincidentes y enfermedades limitativas de la conducción. Alcohol y drogas.
  • Vehículos: conducción autónoma, seguridad de/en vehículos, nueva movilidad motorizada.
  • Nueva movilidad activa. Ciudad.
  • Restricciones medioambientales.
  • Normas de circulación.
  • Permiso por puntos: infracciones y cursos. Nuevas propuestas para mejorar efectividad.
  • Velocidad. Educación vial a lo largo de la vida.
  • Formación de conductores.

Fuente: DGT

1 COMENTARIO

  1. Es un error extendido escribir “novel” con acento en la “o”, aunque es palabra aguda, al igual que la homófona “nobel”.
    En cuanto a las restricciones, no se aclara nada sobre la conducción nocturna. De velocidad, al final de los 70 y principios de los 80, la limitación era de 80 km/h el primer año y 90 km/h el segundo.

Deja una respuesta