Como decía aquella sonada canción infantil “el viajar es un placer” y cuánto más se viaja más ganas se tiene de continuar el camino. Un día de 1890, al dueño de la empresa francesa Panhard & Levassor, se le ocurrió la estupenda idea de llevar la casa a cuestas y así combinar el placer de viajar con el de dormir, aunque en un principio estaba más destinada al transporte de mercancías. Con el paso del tiempo, las rudimentaria caravanas pasaron por su periodo de evolución y rediseño generando resultados tan interesantes como los que traemos a continuación.

1. Un pub irlandés sobre ruedas

Más que una casa, este amante de la bebida irlandesa. Con 20.000 euros logró transformar esta caravana original en una casa sobre ruedas (literalmente). Aunque en su interior se trata de un Pub irlandés, con piezas vintage seleccionadas de ferias de antigüedades y subastas. 

El dueño tardó 60 días en lograr el resultado final que podemos observar en la imagen. Construído en 2014, en el habitáculo caben hasta 10 personas, cuenta con una estufa, sistema de sonido, iluminación LED  y se puede alquilar por 750 euros al día.

Ver galeria (10 fotos)

2. Caravana y bungalow

Esta caravana necesita de un buen coche de remolque para transportar sus 25 metros cuadrados que dan espacio suficiente para hasta 6 personas. Fue creada a partir de materiales deshechables en Estados Unidos con materiales reciclables.

Una vez dentro se puede disfrutar de sus dos habitaciones estilo buhardilla, un sofá cama en la primera planta, un baño con ducha incorporada, una cocina con espacio de almacenamiento y un comedor con vistas tan espectaculares como tú seas capaz de llegar con ella.

Con calefacción, aire acondicionado y la posibilidad de añadir prestaciones adicionales, el precio de este piso sobre ruedas rondaba los 65.400 dólares. “Rondaba” porque el año 2015 tan solo quedaban dos unidades por vender. A no ser que volvieran a producirlas, el mundo cuenta con muy pocas unidades de estas caravanas de ensueño.

Ver galeria (12 fotos)

3. La caravana anfibio

Este buenísimo invento alemán fusiona las ideas de viajar y navegar en una caravana capaz de flotar mientras se observa el cielo cubierto de estrellas. Está compuesto por poliéster y tiene un ventana panorámica a cada lado que permite observar y disfrutar del entorno sentados o tumbados, dependiendo de cómo se coloquen los dos bancos de su interior.

El material principal con el que está hecha es fibra de vidrio reforzado cn plástico y acero inoxidable sellado con gel resistente al viento y al agua. Desde un precio básico de 15,117 euros, se puede personalizar con distintos colores y materiales además de añadir cocina, lavabo, depósito de agua, wc portátil y ducha. Sí… ducha, ni idea de cómo la meterán ahí.

Ver galeria (2 fotos)

4. Con forma de lágrima

La siguiente caravana fue idea de una pareja de diseñadores industriales. A primera vista puede parecer algo pequeña y poco útil pero una vez se observa más al detalle se puede observar las facilidades que permite el pequeño dormitorio sobre ruedas.

La idea es que sirva para un máximo de 2 personas que quieran disfrutar de una escapada con su pareja o amigo/a ya que es tan ligera que puede ser remolcada facilmente por cualquier coche. Los materiales con los que se ha fabricado son aluminio, madera y tela para el toldo, todos ellos impermeables. ¿Precio? 63.900 dólares, y solo se realizan bajo pedidos.

Ver galeria (9 fotos)

5. La de los adictos al trabajo

Si los adictos a la carretera también fuesen adictos al trabajo, esta es su caravana. Es fruto de un proyecto de la Fundación The Tipping Point en el que se ofrece esta caravana con espacio para dos o tres personas para realizar reuniones y trabajar juntos. Con conectividad wifi y una máquina de café, esta caravana cuenta con todas las facilidades, sobre todo por el café, para ponerse manos a la obra.

Por el momento se quedó en un proyecto con vistas a exportar a España donde las empresas o particulares podrían alquilarlas por un módico precio, ofreciendo tan solo para el mantenimiento del despacho sobre ruedas. ¿Qué dices? ¿Te la quedas?

Ver galeria (3 fotos)

6. El tamaño no tiene por que ser esencial

Al igual que la caravana con forma de gota que veíamos anteriormente, esta caravana tampoco reluce por su amplio espacio. El diseñador, Matjaz Korosec, buscaba alternativas baratas a irse de camping sin tener que comprarse una gran caravana y en la que también pudiese meter biciclitas, kaykas y otros artilugios sin dañar al medio ambiente.

Y lo logró, esta caravana pesa 350 kilos y tiene una cama para dos personas que se puede esconder bajo el techo. Al desplegar las dos puertas de los laterales se puede aumentar el tamaño de la caravana y ganar intimidad con unos toldos adicionales. Ideal para un día en el campo. El modelo básico ronda los 10.00 euros para entregas en Reino Unido.

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta