Seguro que en estás últimas semanas habréis oido hablar del copago sanitario. La crisis acecha las maltrechas arcas públicas, y los gobernantes, afanados únicamente en su propio interés, han encontrado en los servicios públicos un filón del que rascar algo de dinero. Aunque el copago es por el momento tan solo una idea, parece que algunos hospitales se lo han tomado muy en serio.

Según varios denunciantes, el Hospital público Moisés Broggi de Sant Joan Despí en Cataluña, ha cobrado los servicios de urgencia a seis pacientes que habían ingresado en el centro durante el mes de julio tras haber sufrido un accidente de tráfico.

Al parecer, las facturas oscilan entre los 60 y los 239,40 euros, según afirma el defensor del paciente. Ante el revuelo mediático que la noticia ha provocado, responsables del hospital han tenido que salir a la palestra asegurando que se trata de un error debido a un “exceso de celo” del personal del centro sanitario. “Los usuarios no presentaron la documentación del seguro del vehículo y se les cobró el servicio. Es un error que hemos reconocido y que hemos subsanado”, ha declarado Palmira Tejero, responsable de atención al ciudadano del centro.

De hecho, tan solo uno de los seis afectados presentó la documentación de la empresa aseguradora. “En este caso pasó la factura a su aseguradora y cobró con normalidad por lo que en este caso no devolveremos el dinero”, asegura Tejero, qu además recuerda que “siempre que el sistema público pueda facturar el servicio a una tercera empresa (ya sea mutua de accidentes o aseguradora) lo haremos porque debemos cuidar entre todos el sistema sanitario”.

El Consorcio Sanitario Integral, el organismo encargado de la gestión del centro reconoce que ya se han puesto en marcha los procedimientos necesarios para devolver el dinero.

Vía: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta