Por ahora los coches eléctricos van a la cabeza de las energías alternativas en lo que al sector de automoción se refiere, pero eso no quita para que muchos gobiernos estén pensando en otras energías alternativas par el sector de automoción y una de ellas sin duda es la energía solar.

Pero la energía solar no solo se está desarrollando en el ámbito de los coches propiamente, ya que en EEUU, en un garaje de Idaho, lejos del rugido de la civilización, el ingeniero Scott Brusaw está construyendo un sueño llamado carreteras Solares (Solar Roadways).

Y no lo hace solo, está apoyado por el Departamento de Transportes de EEUU con el que este ingeniero americano ha firmado un contrato de 100.000 dólares para que en febrero del 2010, pueda tener listo el primer prototipo de panel solar que revolucionará el modo en el cual conseguimos la energía.

Desde luego es una avance que si bien no afecta directamente a los coches si lo hace con todo su entorno, ya que se ha calculado que poniendo paneles solares en alrededor del 2% de la superficie de Estados Unidos se podría cubrir la demanda energética del país.

Este gran avance se amortizaría en muy poco tiempo ya que a la durabilidad de 20 años de las placas le tenemos que sumar que ofrecería desde electricidad a todo su entorno y ya solo con eso ya merecería la pena, pero hay que añadirle que estas carreteras, tendrían tecnología integrada que permitiría derretir la nieve en invierno, cargar los coches eléctricos o enviar información sobre el tráfico.

Desde luego si esto fuera así sería uno de los grandes avances del siglo, ya que no solo permitiría el mejor desarrollo de los coches eléctricos, también conseguiría reducir la dependencia energética de todo un país como EEUU y si ya hablamos de España, que es uno de los países con más sol de Europa  pues la rentabilidad sería aún mayor.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta