Peugeot 605 Presence Concept Design (1)
Luis Blázquez

Peugeot 605 Présence, imaginando una futura berlina de representación de la marca

El Peugeot 605 Présence podría pasar perfectamente como una vista previa de cómo se vería el buque insignia de la firma francesa. Sin embargo, el prototipo no es obra de la casa parisina, sino que ha salido de la mente y manos de Carlos Munoz Mardones, un diseñador automotriz chileno afincado en Milán, Italia. Como imaginarás, se ha creado con la idea de ser una berlina de representación acorde a los tiempos actuales, tal y como fue el 605 primigenio en su día.

El 605 Présence ha sido gestado alrededor de un esqueleto que alberga un paquete de baterías de iones de litio de 100 kWhy una pareja de motores eléctricos para accionar tanto las ruedas delanteras como las traseras. A primera vista, parece un poco más grande que el 508 actual, y aunque deslumbra por lucir un diseño bastante radical, aún es instantáneamente reconocible como un Peugeot. La parte frontal destaca de inmediato con sus llamativos faros LED con luces de circulación diurna prominentes y una pequeña parrilla en un conjunto muy angular.

El voladizo anterior es relativamente corto gracias a su condición de coche eléctrico. Un diseño que continúa a lo largo de los costados gracias a las cubiertas de las ruedas aerodinámicas y un puerto de carga con una pequeña pantalla que también funciona como un asistente personal. También notarás que el 605 Présence tiene unas pequeñas cámaras instaladas en el lugar en el que irían los espejos retrovisores tradicionales. También carece de manijas de las puertas y no tiene pilares B visibles, lo que da como resultado un diseño bastante limpio y orgánico.

El coche también tiene un techo de cristal panorámico que fluye suavemente hacia la zaga. Una parte posterior que queda protagonizada por un parachoques muy intrigante con un hexágono dividido en su parte central que, en su sección superior, acoge una simple pero agresiva firma lumínica LED que emula las garras de un león. En general, el aspecto exterior del coche destila dinamismo y musculatura, a la par que elegancia y ciertos tintes cyberpunk. Realmente, podría pasar como algo que podría hacer Peugeot en un futuro no muy lejano en el tiempo.

También se ha diseñado un interior de aspecto futurista para el 605 Présence, donde domina un cuadro de instrumentos digital de diseño holográfico y una pantalla para el sistema de información y entretenimiento –también holográfica– que proyecta su imagen sobre el salpicadero.

El coche también tiene pantallas que se extienden a lo largo de los paneles de las puertas. Por supuesto, se mantienen algunos de los detalles característicos de Peugeot, como el volante de pequeñas dimensiones “por debajo” del salpicadero holográfico o el predominio de la horizontalidad.

Fuente: Carlos Munoz Mardonez

Galería de fotos:

  • diseño
  • Peugeot
  • prototipo