Peugeot no sólo es un prestigioso fabricante de coches y motocicletas, también lo es de muchos otros objetos y, en concreto, de molinillos de cocina. Una labor en la que se ha convertido en uno de los principales especialistas del mercado y cuyos modelos se pueden encontrar en las principales cocinas de todo el mundo. Algo normal, sobre todo si tenemos en cuenta que la marca del león produce nada menos que 2,5 millones de molinillos cada año.

La historia de Peugeot como fabricante de molinillos es toda una tradición que arranca hace mucho tiempo, cuando en 1810, la molinería de la familia que dio nombre a la marca fue transformada para producir cuchillas, aunque no sería hasta 1840, con la llegada de la era industrial, cuando Peugeot produciría su primer molinillo de café. A este, le seguiría en 1874 el primer molinillo de pimienta, cuyo mecanismo ofrecía una garantía de por vida, santo y seña de la marca que aún sigue vigente hoy en día.

Por ello, no es de extrañar cuando se visita el centro de diseño de la marca automovilista el Peugeot Design Lab, ver a los creadores de los diseños de los modelos que tanto nos llaman la atención en calles y carreteras, poner todo su ingenio y creatividad en el diseño de objetos tan comunes a nuestra vida diaria como son los molinillos de cocina, a los que dotan de la máxima calidad y de una estética y diseño claramente rompedor y vanguardista.El último ejemplo de ello lo tenemos en la nueva serie limitada de molinillos de sal y pimienta

Los molinillos de Peugeot son muy apreciados, tanto por los grandes chefs como por los múltiples aficionados a la cocina, pues sus productos tienen una garantía de por vida, especialmente en lo referente a sus precisas cuchillas.

La edición limitada y casi exclusiva cuyas imágenes acompañan a estas líneas, ha sido especialmente realizada por la división de ultradiseño de la marca del León: el Peugeot Design Lab. Únicamente se van a producir 150 unidades que se pondrán a la venta a través de la boutique online de Peugeot (https://boutique.peugeot.com) y en la web www.peugeot-saveurs.com/es/ al precio de 99 euros cada juego.

Los creativos diseñadores de la marca los han dotado de afiladas formas en aluminio, y del clásico movimiento de rosca para realizar su función, por ser este el más demandado, especialmente entre los grandes profesionales de la hostelería y la restauración.

La forma incide especialmente en su manejo, pues están concebidos para sostenerlos en una posición inclinada más que en una vertical, ya que cuando los granos son molidos no caen directa y libremente en el plato, sino que gracias al receptáculo de aluminio situado a la salida del molinillo se puede controlar con precisión la cantidad de condimento que cae y la zona del plato a la que se quiere dirigir.“Con este molinillo buscamos el control más exacto de las cantidades de especias mediante una estructura que ayudará tanto a profesionales como a los amantes de la cocina en general”, ha explicado Cathal Loughnane, Diseñador jefe del Peugeot Design Lab.

Fuente – Peugeot

Vía – Newspress

1 COMENTARIO

Deja una respuesta