La actual legislación de tráfico estipula, desde hace un par de años, que el permiso de conducción para motocicletas sea progresivo. Es decir, que para poder pilotar motos de mayor cilindrada, es necesario acumular hasta dos años de experiencia. De esta forma, se pretende evitar que los conductores noveles se vean frente a situaciones que no puedan manejar.

Esa medida, la de la progresividad, puede ser la próxima receta de la Dirección General de Tráfico, para continuar luchando por aumentar la seguridad en la carretera. Su director, Pere Navarro, reconocía, en el día de ayer, que no le parecía descabellado que esa medida se estableciera, en un futuro cercano, para el permiso de conducción de coches.

Según sus propias palabras, no resulta coherente que una persona, al día siguiente de obtener el permiso, pueda ponerse al volante de un coche de gran potencia. La idea que subyace es que, los pilotos inexpertos no estarían todavía en condiciones de poder hacer frente a las posibles reacciones que podría exigir ese tipo de automóvil.

Aunque todavía no es una propuesta, resulta evidente que cuando, desde la propia dirección de la DGT, se deja caer un comentario de este calado, no pasará demasiado tiempo antes de que llegue a convertirse en un proyecto firme. Por supuesto, se alzarán voces contrarias y protestas, así como firmes defensores. De todos modos, al estado de la seguridad vial en este país y en Europa, le viene y le vendrá muy bien el debate. No está todo dicho, ni mucho menos.

Sin embargo, las preguntas van ya dibujándose en el aire, algunas de ellas más que razonables para todos los que no somos expertos en la materia. Un comentario al azar: recordemos que un conductor principiante, identificado con su “L”, no puede sobrepasar los 80 kms/h, pero, en realidad, cualquier vehículo, de gran cilindrada o no, supera, fácilmente esa velocidad. ¿Está entonces el problema en la cilindrada?

Lo dicho, que comience el debate.

1 COMENTARIO

  1. Error, creo que es desde el año pasado que los conductores noveles no tienen limitación de velocidad, ahora una persona con el permiso de la clase B puede circular a la misma velocidad que otra que lleve con el toda la vida, por supuesto ambos respetando los límites establecidos

Deja una respuesta